El problema de la gordofobia en verano y los riesgos de la 'operación bikini'

Archivo - Experta advierte que la gordofobia aumenta en verano debido a la mayor exposición del cuerpo
Archivo - Experta advierte que la gordofobia aumenta en verano debido a la mayor exposición del cuerpo - IMGORTHAND/ISTOCK - Archivo
Publicado: miércoles, 10 julio 2024 17:12

   MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La gordofobia, el rechazo explícito a los cuerpos grasos, puede darse de manera más manifiesta en verano porque el cuerpo y la apariencia física están más expuestos, ha advertido la experta en nutrición y psicología, especializada en obesidad, Andrea Arroyo, profesora colaboradora de los Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

   "Socialmente existen una serie de creencias limitantes y distorsionadas asociadas a que los cuerpos gruesos o gordos tienen que ser distintos a los no gruesos o no gordos, y son creencias negativas que no favorecen la aceptación de los cuerpos", ha destacado Arroyo.

   Para hacer frente a la gordofobia, esta doctora en biomedicina señala la necesidad de fomentar la "neutralidad corporal", una herramienta que permite a cada persona aceptar su cuerpo con naturalidad, independientemente de cómo sea. "Neutralidad corporal es no tener en cuenta la forma ni el aspecto de tu cuerpo en cuanto a su valoración", ya que "un cuerpo es igualmente válido independientemente de su forma, de su porcentaje de grasa y de su tamaño", ha señalado la profesora.

   En este sentido, la profesora ha criticado la llamada "operación bikini" por tener "un fin meramente lucrativo y económico que no tiene en cuenta ningún tipo de criterio de salud. Lo que favorece es la mentalidad de dieta y comportamientos que pueden ser muy disruptivos, o directamente conductas de riesgo, como dietas muy restrictivas o severas, que ponen en riesgo la salud". Ha añadido que "son prácticas no avaladas por profesionales de la salud" y una quimera cuya meta es desconocida, pues no ofrece baremos claros para saber hasta dónde se debe llegar.

   Uno de los aspectos por analizar es si esos comportamientos gordofóbicos están tan asumidos en la sociedad como para que todas las personas, en mayor o menor medida, tengan actitudes gordófobas. Son las llamadas "microgordofobias", que se traducen en comportamientos habituales y asumidos socialmente que, de forma inconsciente, promulgan el mensaje en la sociedad de que los cuerpos gruesos deben ser combatidos.

   A este respecto, Arroyo ha aclarado que la defensa de la diversidad corporal no tiene que ver con defender la obesidad. "Los cuerpos pueden ser distintos, pero otra cosa es que te quedes cruzado de brazos y no hagas nada para combatir la obesidad, que es el exceso de grasa que está científicamente avalado que tiene consecuencias para la salud", ha explicado.

   La experta también ha subrayado que los profesionales sanitarios pueden trabajar con niños y adolescentes para reforzar su autoestima y lograr la autovaloración de su cuerpo a través de la neutralidad corporal, ya que es muy difícil prohibir que alguien te pueda causar una influencia negativa o gordofóbica", pero se puede trabajar para que estas realidades sociales afecten lo menos posible.

Contador