Cómo prevenir los 3 cánceres más frecuentes en la mujer y en el hombre

Archivo - Mujer deportista comiendo una manzana.
Archivo - Mujer deportista comiendo una manzana. - DRAGANA991/ISTOCK - Archivo
Publicado: sábado, 23 marzo 2024 7:59

   MADRID, 23 Mar. (EDIZIONES) -

   De acuerdo con los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), los cánceres más diagnosticados en España este año serán, como en 2023, el cáncer colorrectal, de mama, pulmón, próstata, y el de vejiga urinaria. En el caso concreto de las mujeres los de mama, colorrectal y pulmón; mientras que en el caso de los varones, el de próstata, seguido del colorrectal, y del de pulmón.

   El tabaco, el alcohol y la obesidad son los factores de riesgo más importantes y evitables relacionados con el cáncer, tal y como destaca esta institución. Aquí no hay que olvidar que la realización de ejercicio físico de forma regular puede reducir hasta un 30% el riesgo de desarrollar cáncer de mama, de colon, de vejiga urinaria, de endometrio, de esófago, y de estómago, de acuerdo con la SEOM; pero también en casi el 20% el riesgo de mortalidad específica por cáncer. ¡Ponte las pilas y a cuidarte!

   Pero vamos a ir paso por paso y conociendo de qué manera podemos prevenir los tres cánceres más frecuentes en la mujer, y los tres más habituales en el hombre. En el caso de la mujer hemos dicho que son los más frecuentes los de mama (lo padeceremos una de cada ocho españolas), el colorrectal, y el de pulmón.

EL CÁNCER DE MAMA

   En el caso del cáncer de mama, la doctora Sara Cristina González, especialista del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario La Luz (Madrid), señala que mientras la incidencia de casos tiende a subir cada año, la mortalidad cada vez es menor: "Disminuye a un ritmo de 1,4% anual, debido a la combinación y a la mejora de los programas de cribado, que favorecen el diagnóstico en las etapas tempranas de la enfermedad; así como a la implementación de tratamientos nuevos en los estadios precoces, como la inmunoterapia en el cáncer de mama triple negativo o el inhibidor de ciclinas en los tumores hormonales de alto riesgo".

   Dice que los factores más establecidos y bien conocidos son todos aquellos que hacen referencia al haber estado expuesta a un mayor estímulo estrogénico/hormonal femenino, como por ejemplo haber tenido la primera menstruación a una edad temprana (por debajo de los 11-12 años), y la menopausia tardía, el tratamiento con terapia hormonal sustitutiva durante la menopausia, no haber tenido embarazos, o una edad de primer embarazo tardía (más de 35 años) por los cambios que este proceso induce en la glándula mamaria.

   "Otros factores como la exposición a disruptores endocrinos como los parabenos (muy presentes en la contaminación de las grandes ciudades), o los ftalatos presentes en los cosméticos están siendo investigados y poco a poco confirmados como fuentes de riesgo", apunta esta oncóloga médica del Hospital La Luz.

   En cuanto al sobrepeso, la doctora González mantiene que se asocia con un aumento del riesgo de cáncer de mama claramente en mujeres que ya han atravesado la menopausia; al tiempo que menciona que el alcohol, el elevado consumo de alimentos procesados, y el sedentarismo también son factores que influyen "muy negativamente" en el riesgo de desarrollar tanto cáncer de mama como otros.

EL CÁNCER DE PRÓSTATA, EL MÁS FRECUENTE EN HOMBRES

   En el caso del cáncer de próstata, el más frecuente entre los hombres, el expresidente de la Sociedad Gallega de Urología y especialista de Quirónsalud A Coruña, el doctor Venancio Chantada Abal, sostiene que ha habido un aumento del diagnóstico más temprano de la enfermedad porque tanto el paciente como el sistema sanitario han tomado conciencia de lo importante que es realizar controles preventivos de salud.

   "Aproximadamente uno de cada ocho hombres será diagnosticado con cáncer de próstata. Es más propenso a desarrollarse en hombres de edad avanzada, y de raza negra; pero la mayor parte de los casos se diagnostican entre los mayores de 65 años. El diagnóstico y el tratamiento temprano de la enfermedad garantizan un mayor índice de curaciones", añade este especialista.

   En la actualidad, detalla este experto que las tasas de supervivencia a 5, 10, y 15 años para todos los hombres con cáncer de próstata son casi del 100%, del 98%, y del 93%, respectivamente. "Sólo uno de cada 41 hombres morirá por cáncer de próstata. Por el contrario, si el cáncer no es localizado y ha desarrollado ya metástasis ya no tiene cura, pero, a menudo, puede tratarse durante bastante tiempo, convirtiéndose de ese modo en una enfermedad crónica. Muchas personas sobreviven su cáncer de próstata, incluso aquellas con enfermedad avanzada", agrega el doctor Chantada.

   A la hora de prevenirlo, desde la Sociedad Americana del Cáncer mantienen que muchos factores de riesgo, tales como la edad, la raza, y el antecedente familiar no se pueden controlar. No obstante, incide en que existen algunas medidas que se pueden tomar para tratar de reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata, como reducir los índices de sobrepeso y de obesidad, mantenerse físicamente activo, seguir un patrón de alimentación saludable, limitar el consumo de alimentos ricos en calcio.

PREVENIR EL CÁNCER COLORRECTAL

   Mientras, Pedro Bretcha Boix, jefe del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Quironsalud Torrevieja, subraya que el cáncer colorrectal es el tercer tipo de cáncer más frecuente en el mundo, y el segundo más frecuente tanto en hombres como en mujeres, según se desprende de los datos recientemente publicados por la SEOM.

   "Representa aproximadamente el 10% de todos los casos de cáncer y es la segunda causa de muertes relacionadas con esta enfermedad en el mundo. Afecta predominantemente a las personas de mayor edad, y la mayoría de los casos son personas de 50 años o más", remarca.

   Si el cáncer se diagnostica en un estadio precoz, la tasa de supervivencia es del 91 %, tal y como precisa; en cambio, dice que si el cáncer se ha diseminado hacia los tejidos o a los órganos circundantes, o a los ganglios linfáticos regionales, la tasa de supervivencia a 5 años es del 72 %. "En el supuesto que se diagnostique en fase metastásica, dependerá de su extensión pero lógicamente las cifras de supervivencia caerán sustancialmente", indica.

   Con ello, el experto de Quirónsalud Torrevieja destaca que el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal aumenta a medida que se envejece, al tiempo que recuerda que otros factores de riesgo son padecer enfermedad inflamatoria intestinal, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa; antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o de pólipos colorrectales; síndromes de origen genético como poliposis adenomatosa familiar (FAP) o el cáncer colorrectal hereditario no polipósico (síndrome de Lynch); los factores relacionados con el estilo de vida que pueden contribuir a que aumente el riesgo de cáncer colorrectal (sedentarismo, alimentación pobre en frutas y verduras, pobre en fibra y rica en grasas, o rica en carnes procesadas; sobrepeso y obesidad; consumo de alcohol; y tabaquismo).

   En cuanto a las mejores herramientas de prevención, hace hincapié el doctor Bretcha Boix en una alimentación baja en grasas animales y rica en frutas, verduras y granos integrales: "En general, la manera más eficaz de reducir el riesgo de cáncer colorrectal es haciéndose pruebas periódicas de detección a partir de los 45 años de edad", afirma.

EL CÁNCER DE PULMÓN, EL TERCERO MÁS FRECUENTE

   En último lugar, se encontraría el cáncer de pulmón, el tercero más frecuente entre los españoles, sean mujeres u hombres. En este caso, tal y como reseña la SEOM, han disminuido los casos de cáncer de pulmón en los hombres gracias a la reducción del consumo de tabaco; si bien esto no es así en las mujeres, en quienes la incidencia en 2024 casi se triplica respecto a 2003, de acuerdo a sus estimaciones.

   Desde el Hospital Quirónsalud Barcelona, el doctor Álvaro Rodríguez, de la Unidad de cáncer de pulmón del IOB, indica que el principal factor de riesgo sigue siendo el tabaquismo, relacionándose con hasta el 90 % de los cánceres de pulmón. "Existen otros factores de riesgo como los antecedentes familiares, la contaminación ambiental, la exposición al asbesto, al radón, al arsénico, o a las radiaciones, así como ciertas enfermedades pulmonares como la tuberculosis, la fibrosis pulmonar, o la EPOC", agrega.

   El síntoma más frecuente del cáncer de pulmón es la tos persistente que se acompaña en ocasiones de mucosidad o de esputos hemáticos, aclara este especialista. Entre otros también destaca la sensación de falta de aire, el cambio de tonalidad de la voz, la dificultad para tragar, el dolor en el pecho, la pérdida de peso, el cansancio, el dolor de cabeza u óseo.

   Desde la AECAP, la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón, a la hora de prevenir esta neoplasia aconsejan en primer lugar dejar el tabaco, "el factor causante más importante del cáncer", así como mantener una dieta equilibrada: "La obesidad, el tabaco, el alcohol, el sedentarismo, y una mala alimentación están relacionados con la aparición del cáncer en general; pero son factores de riesgo modificables".

UNA TERCERA PARTE DE CÁNCERES SON PREVENIBLES

   Con todo ello, y a la hora de prevenir el cáncer, no hay que olvidar que la realización de ejercicio físico es igualmente importante. La SEOM ha presentado una campaña recientemente en este sentido y, tal y como reflejábamos al inicio, "el ejercicio físico reduce hasta casi un 20% el riesgo de mortalidad específica por cáncer y hasta el 30% en ocho tumores diferentes".

   Aparte, un tercio de los fallecimientos por cáncer tienen su origen en el tabaco, responsable de más del 90 % de los tumores de pulmón, y causa de otros como los de cabeza y cuello, esófago, estómago, colorrectal, vejiga, riñón, o páncreas, entre otros. Pero si también se bebe alcohol, según la SEOM, se multiplica por 30 el riesgo de padecer estos tumores. ¡A cuidarse, y a vivir!

Contador

Leer más acerca de: