Prevención, diagnóstico precoz y seguimiento para evitar el Pie Diabético

Publicado 12/11/2015 14:12:59CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La prevención, el diagnóstico precoz y el seguimiento son los tres factores básicos que ha destacado el coordinador del II Symposium Pie Diabético, José Ignacio Blanes, en la celebración del mismo, al que han acudido 50 ponentes para tratar sobre esta afección.

En España se calcula que hay entre 5 y 6 millones de diabéticos, un sector que está en riesgo de desarrollar complicaciones en los pies. Entre 500.000 y 600.000 pacientes desarrollarán una úlcera en el pies, y la mitad de ellos tendrán isquemia, la disminución del aporte de oxígeno a los tejidos, lo que derivaría en la amputación.

"Es determinante la educación de la población diabética desde el momento del diagnóstico. Al igual que se le enseña al paciente a ponerse la insulina, a controlarse el azúcar, a mirarse el riñón o la vista, han de tener una educación desde el principio de cómo cuidarse los pies para evitar la aparición de estas complicaciones, así como aprender a identificar las alarmas para acudir inmediatamente al especialista más adecuado", ha destacado el experto.

El final del pie diabético es la amputación, que se clasifica en dos tipos por gravedad según Blanes: las menores, "cuando al paciente hay que resecarle o extirparle parte de su pie, pero que no implica que tenga que llevar una prótesis"; y las amputaciones mayores, "las que se realizan por debajo o por encima de la rodilla y que requieren prótesis".

Una amputación menor aumenta el riesgo entre un 20 y un 30 por ciento de desarrollar una nueva úlcera, que puede desembocar en una segunda amputación, ha explicado el doctor Blanes. "Una úlcera crónica supone un trastorno físico y emocional muy importante, ya que los pacientes tienen que acudir al médico a curarse todos los días y no pueden andar. Su calidad de vida se ve muy disminuida".

Esta patología requiere un abordaje multidisciplinar, cosa que no se cumple en todo el territorio español pero sí está implantado en países como Estados Unidos, Francia, Inglaterra o Alemania. En España, "hay profesionales aislados con muchas dificultades y con muy pocos medios han ido desarrollando una estructura de pie diabético", ha explicado el coordinador del Symposium.

El bajo coste es una de las características que Blanes destaca de esta estructura multidisciplinar, "el tratar a cada paciente según sus características y derivarle al manejo más adecuado ha conseguido resultados importantes. Por ejemplo, entre otras investigaciones, un estudio del Hospital de Alcorcón demostró que con la Unidad de Pie Diabético se consigue disminuir los costes de manera significativa".