Actualizado 02/08/2016 11:20 CET

Practica deporte, pero con salud

Correr, deporte, mujer, ejercicio
GETTY

   MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Durante el verano, muchas personas practican deporte por los numerosos beneficios que tiene para la salud, ya que previene enfermedades, proporciona un bienestar psicológico y estimula la circulación sanguínea, entre otros.

   Por ello, y con motivo de los Juegos Olímpicos de Brasil, que comenzarán el 5 de agosto, Laboratorios BOIRON, con la colaboración del experto universitario en actividad física y salud (SPORTSALUD), Alberto Sacristán Rubio, ofrece unos consejos saludables para la práctica deportiva.

1.- Ponerse en manos de expertos. Antes de realizar cualquier actividad física es importante consultar con un entrenador cualificado para que informe sobre cómo realizar de forma adecuada el entrenamiento, en función de unos objetivos pautados y la condición física personal. Además, es indispensable hacerse un reconocimiento médico-deportivo básico para descartar posibles problemas.

2.- El calentamiento sí es importante. Hay que invertir un tercio del tiempo en calentar previamente antes de realizar cualquier deporte. Por ejemplo, se pueden realizar carreras suaves, ejercicios de fuerza y coordinación, movimientos de articulaciones o estiramientos de los músculos, ya que son beneficiosos y previenen lesiones.

   3.- No olvides beber agua. Hidratar el organismo es fundamental, ya que influye de manera directa sobre el rendimiento y evita mareos, vértigos y posibles calambres.

   4.- Seguir una dieta equilibrada. Hay que mantener una alimentación sana en función de las necesidades nutricionales, energéticas y según el desgaste calórico de cada persona antes de realizar una actividad física.

   5.- Respetar el descanso. Es preferible dedicar menos tiempo al entrenamiento y hacerlo con más dedicación que hacerlo durante mucho tiempo de forma incorrecta. Además, es recomendable descansar para favorecer el rendimiento físico y evitar hacer ejercicio en las horas de más calor.

6.- Equipo adecuado. La vestimenta debe ser cómoda y transpirable y usarse en función del deporte que se practique. Además, en los deportes de riesgo es aconsejable utilizar un equipo protector como cascos o rodilleras.

   7.- Aumentar progresivamente la intensidad. Al comienzo de la actividad, las sesiones deben ser cortas y suaves, evitando esfuerzos violentos o cambios bruscos de ritmo e incrementar la intensidad poco a poco.

8.- Estirar también es importante. Tras la actividad deportiva es fundamental recuperar la tonicidad muscular mediante ejercicios destinados a evitar contracciones y agujetas. Además, se pueden hacer masajes relajantes a los músculos para evitar lesiones.

   9.- Acudir a un especialista en caso de lesión. Para evitar empeorar la contusión es fundamental acudir a un experto para que estudie el caso y proporcione un tratamiento adecuado en función del problema.

   10.- Gel calmante tras una actividad intensa. Si se desea, se puede aplicar un gel calmante sobre la zona afectada mediante un masaje suave puede proporcionar un efecto relajante y refrescante después de realizar una jornada intensa de deporte.