Publicado 28/07/2022 07:34

Los posibles efectos de los tratamientos de fertilidad en el desarrollo de los niños desaparecen en la adolescencia

Archivo - 3D rendering of the icsi(intracytoplasmic sperm injection) process - in which a single sperm is injected directly into an egg
Archivo - 3D rendering of the icsi(intracytoplasmic sperm injection) process - in which a single sperm is injected directly into an egg - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LARS NEUMANN - Archivo

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las diferencias en el crecimiento, el peso y los niveles de grasa corporal de los niños concebidos a través de un tratamiento de fertilidad son pequeñas, y ya no son evidentes al final de la adolescencia, según ha confirmado una nueva investigación.

El estudio dirigido por la Universidad de Bristol (Reino Unido), publicado en la revista 'JAMA Network Open', pretendía responder a las preocupaciones sobre si el tratamiento de la fertilidad está asociado al crecimiento, el peso y la grasa corporal desde la infancia hasta los primeros años de la edad adulta.

Desde el primer nacimiento de un niño por fecundación in vitro (FIV), se han planteado preguntas sobre los riesgos para los niños concebidos de esta manera. Aunque estudios anteriores han demostrado un mayor riesgo de bajo peso al nacer y de parto prematuro en los hijos concebidos mediante tecnología de reproducción asistida (TRA), se sabe relativamente poco sobre el crecimiento y el aumento de peso a largo plazo.

El estudio, dirigido por un grupo de investigación internacional de la Colaboración de Cohortes sobre Tecnología de Reproducción Asistida y Salud Futura (TRA-Health), evaluó si la concepción por TRA, que en su mayoría implica FIV, estaba asociada con el crecimiento, el peso y la grasa corporal desde la infancia hasta la edad adulta temprana.

La muestra de datos incluyó a 8.600 niños del estudio Children of the 90s de Bristol, un estudio de salud líder en el mundo con sede en Bristol que ha seguido a 14.000 mujeres embarazadas y su descendencia desde 1991.

Los resultados del equipo muestran que los concebidos mediante TRA eran, por término medio, más bajos, más ligeros y más delgados desde la infancia hasta el inicio de la adolescencia, en comparación con sus compañeros concebidos de forma natural. Sin embargo, las diferencias eran pequeñas en todas las edades y se reducían con la edad.

El doctor Ahmed Elhakeem, investigador asociado principal de Epidemiología en la Facultad de Medicina de Bristol: Population Health Sciences (PHS) de la Universidad de Bristol, y autor principal del estudio, asegura que se trata de "un trabajo importante".

"En las últimas tres décadas ha aumentado la concepción por medio de la terapia antirretroviral. En el Reino Unido, poco más de uno de cada 30 niños ha sido concebido mediante TRA, por lo que cabría esperar que, de media, un niño de cada clase de primaria haya sido concebido de este modo. Desde el primer nacimiento de un niño por FIV, ha surgido la preocupación por los riesgos para los niños concebidos", subraya.

"Los padres y sus hijos concebidos mediante TRA pueden estar tranquilos, ya que esto puede significar que sean un poco más pequeños y ligeros desde la infancia hasta la adolescencia, pero es poco probable que estas diferencias tengan consecuencias para la salud --asegura--. Reconocemos que es importante que, a medida que un mayor número de personas concebidas por TRA se conviertan en adultos, sigamos explorando cualquier riesgo potencial para la salud a mayor edad".

Peter Thompson, Director Ejecutivo de la Autoridad de Fertilización Humana y Embriología (HFEA), recuerda que sólo en el Reino Unido "alrededor de 1 de cada 7 parejas tienen dificultades para concebir en el Reino Unido, lo que lleva a unos 53.000 pacientes al año a someterse a un tratamiento de fertilidad (FIV o inseminación de donante). Los resultados de este estudio supondrán un alivio para estos pacientes que inician el tratamiento con la esperanza de tener algún día sus propios hijos sanos".

Los investigadores apuntan que ahora se necesitan estudios con muestras más amplias y a edades más avanzadas. También es necesario investigar otros resultados, como los factores de riesgo cardiometabólico tras el tratamiento antirretroviral.

Contador