La pobreza también afecta al cerebro: hace que los niños tengan actividad cerebral más débil y se distraigan

Nacer pobre no es una condena permanente para la salud
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SANTIAGO NUNEZ
Publicado 02/04/2019 18:43:00CET

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los niños nacidos en ámbitos de pobreza muestran diferencias clave en la función cerebral a edades tempranas, con una actividad del cerebro más débil y una mayor propensión a distraerse, según una nueva investigación de la Universidad de East Anglia (Reino Unido).

En un estudio publicado en la revista 'Developmental Science', los investigadores estudiaron la función cerebral de los niños de entre cuatro meses y cuatro años de edad en las zonas rurales de la India. Así, han evidenciado que los niños de familias de bajos ingresos, donde las madres también tenían un bajo nivel de educación, contaban con peores funciones cerebrales.

"Cada año, 250 millones de niños de países de ingresos bajos y medios no alcanzan su potencial de desarrollo. Por lo tanto, existe una creciente necesidad de comprender el impacto global de la pobreza en el desarrollo temprano del cerebro y del comportamiento. Otros trabajos ya han demostrado que la pobreza y las adversidades a edades tempranas tienen un impacto significativo en el desarrollo del cerebro, contribuyendo a un círculo vicioso de pobreza. Pero pocos estudios han analizado la función cerebral al principio del desarrollo", explica el investigaor principal, John Spencer.

El equipo llevó a cabo su estudio en Uttar Pradesh, la región más poblada de la India. Utilizando un dispositivo portátil de espectroscopia funcional de infrarrojo cercano (fNIRS, por sus siglas en inglés), midieron la actividad cerebral de 42 niños de entre cuatro meses y cuatro años de edad en entornos rurales.

Los sistemas fNIRS irradian luz infrarroja cercana al tejido cortical a través de fuentes colocadas en la cabeza a través de una tapa especial, conectada a un ordenador. Así, evaluaron la memoria visual de trabajo de los niños, su capacidad para almacenar información visual y detectar cambios en el entorno visual cuando se producen.

Los participantes realizaron una prueba visual con pantallas parpadeantes de cuadrados de colores. El objetivo era comprobar si los niños podían recordar los colores lo suficientemente bien como para detectar que siempre había un cambio de color en un lado de la pantalla, mientras que los colores del otro lado siempre eran los mismos.

Después, los resultados fueron comparados con niños de familias de Midwest America. Los niños en la India de familias con bajos ingresos mostraron una actividad cerebral más débil y una supresión de distractores más pobre en el área de la corteza frontal izquierda del cerebro que está involucrada en la memoria de trabajo.

Contador