Publicado 20/07/2020 15:37:41 +02:00CET

Los pesticidas aceleran la propagación de un patógeno mortal transmitido por el agua

Un hombre riega sus cosechas cerca de Lampsar, una comunidad a unas 12 millas de la ciudad de Saint Louis en la cuenca baja del río Senegal en África occidental.
Un hombre riega sus cosechas cerca de Lampsar, una comunidad a unas 12 millas de la ciudad de Saint Louis en la cuenca baja del río Senegal en África occidental. - PLANETARY HEALTH ALLIANCE - Archivo

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El uso generalizado de pesticidas y otros productos agroquímicos puede acelerar la transmisión de la enfermedad de la esquistosomiasis, y a la vez alterar los equilibrios ecológicos de los medios acuáticos que previenen las infecciones, según un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos).

La esquistosomiasis es causada por gusanos parásitos que se desarrollan y multiplican en el interior de los caracoles de agua dulce y se transmite por contacto con agua contaminada. La infección, que puede desencadenar daños hepáticos y renales de por vida, afecta a cientos de millones de personas cada año y ocupa el segundo lugar, después del paludismo, entre las enfermedades parasitarias, en cuanto a su impacto mundial en la salud humana.

El estudio, publicado en la revista 'Lancet Planetary Health', determinó que los agroquímicos pueden aumentar la transmisión del gusano esquistosoma de múltiples maneras: afectando directamente a la supervivencia del propio parásito transmitido por el agua, diezmando los depredadores acuáticos que se alimentan de los caracoles que portan el parásito y alterando la composición de las algas en el agua, que constituye una importante fuente de alimento para los caracoles.

"Sabemos que la construcción de presas y la expansión del riego aumentan la transmisión de la esquistosomiasis en los entornos de bajos ingresos al alterar los ecosistemas de agua dulce. Nos sorprendió la solidez de las pruebas que encontramos que también vinculaban la contaminación con agroquímicos a la amplificación de la transmisión de la esquistosomiasis", detalla uno de los autores, Christopher Hoover.

Después de examinar casi 1.000 estudios reunidos en una revisión sistemática de la literatura, el equipo de investigación identificó 144 experimentos que proporcionaron datos que conectaban las concentraciones de agroquímicos con los componentes del ciclo de vida del esquistosoma. Luego incorporaron esos datos en un modelo matemático que capta la dinámica de transmisión del parásito. El modelo simula las concentraciones de agroquímicos comunes después de su aplicación a los campos agrícolas y estima los efectos resultantes en las infecciones de la población humana cercana.

Los investigadores descubrieron que incluso concentraciones bajas de pesticidas comunes, como la atrazina, el glifosato y el clorpirifos, pueden aumentar las tasas de transmisión e interferir en los esfuerzos por controlar la esquistosomiasis. La amplificación agroquímica de la transmisión del parásito no fue intrascendente. En las comunidades del estudio de la cuenca del río Senegal en el África occidental, el exceso de carga de morbilidad atribuible a la contaminación por productos agroquímicos estaba a la par de las enfermedades causadas por la exposición al plomo, las dietas con alto contenido de sodio y la escasa actividad física.

Contador