Publicado 08/04/2020 7:43:39 +02:00CET

El parto prematuro, vinculado al microbioma vaginal de la madre

La nutrición de los bebés prematuros es clave para evitar trastornos neuropsicológicos.
La nutrición de los bebés prematuros es clave para evitar trastornos neuropsicológicos. - OMNICOM - Archivo

   MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las embarazadas que dan a luz de forma prematura tienen más probabilidades de tener una comunidad de bacterias vaginales más variada, encuentra según un nuevo estudio publicado en la revista 'Frontiers in Microbiology'. Estos hallazgos también destacan bacterias específicas asociadas con el parto prematuro y podrían ayudar a identificar a las mujeres con mayor riesgo de dar a luz prematuramente.

   "Mostramos un vínculo entre una mayor diversidad microbiana vaginal y un parto prematuro, especialmente en el primer trimestre del embarazo --explica Marina Sirota, profesora asistente del Instituto de Ciencias de la Salud Computacional Bakar de la Universidad de California en San Francisco--. Además de confirmar varias especies bacterianas que se sabe que están asociadas con el parto prematuro, hemos identificado varias nuevas".

   La experta explica que estos resultados "arrojan luz sobre la participación del microbioma vaginal y bacterias específicas en este proceso. Los hallazgos podrían ayudar a futuras estrategias diagnósticas y terapéuticas para ayudar a prevenir o retrasar el parto prematuro", asegura.

   Los bebés que nacen prematuros, antes de las 37 semanas de gestación, a menudo sufren problemas médicos complicados: el parto prematuro es la principal causa de muerte en los recién nacidos. Si bien hay muchos factores de riesgo, como el estrés de la madre, su edad y su bajo índice de masa corporal, no se comprende exactamente cómo y por qué sucede.

   "Para la mayoría de estos nacimientos no sabemos por qué las mujeres dan a luz prematuramente y, lamentablemente, la cantidad limitada de terapias a menudo no es efectiva --explica Sirota--. Se necesitan urgentemente nuevas formas de identificar a las mujeres con mayor riesgo".

   El papel del microbioma vaginal en relación con el parto prematuro se ha investigado anteriormente, pero estos estudios han tenido sus limitaciones.

   El doctor Idit Kosti, investigador postdoctoral en el laboratorio de Sirota y el primer autor de este estudio, explica que las investigaciones anteriores solo han examinado a un pequeño número de mujeres "y a menudo están sesgadas hacia ciertos grupos étnicos, lo que hace que sea difícil aplicar sus hallazgos ampliamente".

   "Realizamos un metanálisis, que es cuando se combinan datos de diferentes estudios en un conjunto de datos --señala--. Esto nos dio una mayor cantidad de información en un rango más diverso de mujeres, en términos de origen étnico y etapa del embarazo, que en cada estudio solo".

   Al fusionar cinco conjuntos diferentes de datos, lo que equivale a más de 3.000 muestras de más de cuatrocientas mujeres, los científicos pudieron identificar nuevas asociaciones entre el microbioma vaginal, las bacterias específicas y el parto prematuro.

   "Descubrimos que las mujeres que dan a luz prematuramente tienen un microbioma vaginal significativamente más diverso, especialmente en su primer trimestre, que aquellas que dan a luz a término". informa Kosti.

   Los investigadores también identificaron microbios específicos asociados con el parto prematuro. Algunos han sido destacados por estudios previos, como 'Lactobacillus', que es más frecuente en mujeres que tienen un parto a término, mientras que otros como 'Olsenella' y 'Clostridium' se vincularon recientemente a un parto prematuro.

   Sirota y su equipo de investigadores esperan que los hallazgos de su investigación puedan usarse para descubrir nuevas formas de detectar a las madres que están en riesgo.

   "Los métodos que hemos desarrollado pueden usarse para combinar aún más datos y estos resultados pueden informar formas de diagnosticar a las personas en riesgo, así como posibles terapias para el parto prematuro", aseguran.