Actualizado 12/12/2007 13:51:57 +00:00 CET

Parlamentarios españoles y la FPFE debaten en el Congreso las evaluaciones de la ONU sobre sexualidad infantil y juvenil

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Intergrupo Parlamentario Español en Población, Desarrollo y Salud Reproductiva, y la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), celebraron hoy en el Congreso de los Diputados una serie de conferencias bajo el lema 'La juventud y los Objetivos de Desarrollo del Milenio: Derechos sexuales y reproductivos de la juventud'.

El evento fue organizado para debatir las conclusiones de la Sesión Especial de la Infancia y Juventud de las Naciones Unidas, en la que se presenta el informe de avances del documento 'Un mundo apropiado para la infancia y la juventud', a través del cual se incide en cuestiones clave para los jóvenes como la salud, la educación, el VIH/sida y la protección frente a la violencia, el abuso y la explotación.

En este sentido, la diputada del PSOE y portavoz de la Iniciativa Joven del Intergrupo, Carmen Montón, destacó que en el plan de acción de las Naciones Unidas (ONU) sobre la infancia y la juventud, "se recogen numerosos ejemplos de la vulneración y necesaria protección de los derechos sexuales y reproductivos de millones de jóvenes, tales como el reconocimiento de los distintos tipos de familia, la eliminación de todas las formas de discriminación en contra de las niñas, la protección frente a los malos tratos o la explotación y la violencia, tanto en hogares como en la vida sexual".

En el ámbito internacional, entre el 11 y el 12 de diciembre se evalúan, en las Naciones Unidas, los acuerdos a los que se han llegado en materia de infancia y juventud tras iniciar en 2002 una serie de iniciativas en este campo. Un documento realizado por la Coalición Internacional de Derechos Sexuales y Reproductivos que se ha presentado en dicho evento, destaca que el porcentaje de niños y niñas muertos al año por debajo de los 5 años ha descendido, que hay más infancia escolarizada que nunca, que hay más medicinas disponibles para la infancia (la Organización Mundial de la Salud ha realizado una nueva agenda al respecto para buscar más medidas de incentivación para empresas farmacéuticas y Estados), que hay más leyes que protegen a la infancia de la violencia, el abuso y la explotación y que el VIH/sida cada vez está más controlado.

Sin embargo, el documento también destaca otros aspectos negativos, como la existencia, todavía, de un gran número de personas con gran pobreza, la desigualdad de género, todas las formas de discriminación contra las niñas, el abuso y las prácticas tradicionales perjudiciales para la salud de la infancia, los conflictos armados, el VIH/sida, el acceso limitado a servicios de salud, información y educación integrales, la carencia de acceso a la educación de calidad, en particular para las chicas, y el acceso inadecuado a la educación sexual integral, entre otras cosas que siguen afectando a la población infantil y juvenil del planeta.

Por tanto, la FPFE y los parlamentarios del Intergrupo de Población, Desarrollo y Salud Reproductiva mostraron su apoyo a la Coalición Internacional para pedir "una respuesta comprometida, creciente y transversal desde los gobiernos, aumentando la cooperación internacional y estableciendo acuerdos más amplios y más enfocados a este tema, que incluyan a los medios de comunicación y empresas privadas, y la puesta en marcha de acciones para la movilización de recursos para la infancia, de acuerdo con los distintos documentos internacionales acordados, desde la Plataforma de Acción de Beijing, los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015 o la Declaración de Lisboa de 1998.

Carmen Montón destacó la principal importancia por dar a los jóvenes los mismos derechos en materia de sexualidad, familia y condición que los adultos. "En este aspecto, la Ley de igualdad puesta en marcha por el Gobierno responde a algunas necesidades de promoción y de respeto a los derechos de los jóvenes, aunque tanto las instituciones como los que representan a la sociedad deberían de fomentar la participación de este colectivo".