Publicado 22/04/2021 16:53CET

La pandemia ha agravado los síntomas de los acúfenos

Archivo - I can not hear you!
Archivo - I can not hear you! - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / TRIOCEAN - Archivo

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El especialista de los Centros de audiología Aural Widex, Julio Sánchez, ha advertido de un empeoramiento en el último año de los síntomas en personas que tenían acúfenos y que ya estaban habituadas, en parte debido al estrés y a las mascarillas, así como al hecho de pasar más tiempo en casa en un ambiente silencioso, que hace que se perciba el acúfeno con más claridad.

Por su parte, el especialista en Otorrinolaringología y jefe de la Unidad de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello del Hospital La Salud de Valencia, el doctor Rafael Barona de Guzmán, ha aclarado que "el uso de las mascarillas es un factor secundario que ha hecho sentir que oímos peor, y al oír peor intentamos agudizar el oído y esa agudeza junto al estrés ha provocado que sintamos más el tinnitus".

Tal y como aclara el experto, las molestias que provoca el tinnitus no son irreversibles y se pueden tratar. "Todos los días vienen pacientes a la consulta a pedir una segunda opinión porque les han dicho que tienen que convivir con el tinnitus, porque no tiene curación, y todos los días les explicamos que, aunque no podemos saber si desaparecerá completamente, sí podemos conseguir que el acúfeno no les moleste o les afecte menos".

Uno de los campos en los que ha habido más avances y mejoras para combatir el tinnitus es el tratamiento mediante la terapia de sonidos como Aural Widex Zen, que ayuda a combatir el zumbido en los oídos a través de la emisión de tonos musicales recreados mediante tecnología fractal. Este tipo de tonos, que son repetitivos, pero nunca iguales, producen un efecto tranquilizador y una sensación de bienestar y de relajación en el usuario, ya que inciden directamente en el sistema límbico encargado de controlar las emociones del individuo y minimizan los efectos producidos por los acúfenos.

Según explica Sánchez, se aplica un tratamiento inicial y personalizado de cinco semanas que combina sesiones de asesoramiento, de amplificación (en caso de que exista pérdida auditiva) y estimulación a través de tonos 'zen' y ejercicios de relajación.

El doctor Barona de Guzmán destaca la importancia de una adecuada exploración para un buen diagnóstico del paciente. "El tinnitus no está adecuadamente diagnosticado, sus causas son múltiples y es imprescindible realizar una buena anamnesis y una correcta exploración para saber cuál es la causa.

El factor de riesgo más importante para padecer tinnitus es estar sometido a ruidos o sonidos fuertes", explica. Además, lamenta la falta de concienciación sobre la salud de los oídos. "Aún notamos falta de interés por la salud auditiva; no hacemos mucho caso de la gran contaminación acústica que sufrimos", ha asegurado.

EFECTOS

El efecto más importante para las personas que padecen acúfenos es la falta de concentración, consecuencia de tener que estar oyendo ese ruido constante, que a veces aumenta y otras disminuye. "El tinnitus provoca más dificultad para concentrarse, que haya menos atención a lo que se está haciendo y no haya un momento de tranquilidad absoluta; factores de riesgo en el desarrollo de actividades" explica el doctor Barona.

Además, los pacientes luchan con otro tipo de obstáculo. "El tinnitus, como muchas de las enfermedades que no se ven y que son difíciles, a veces imposibles de objetivar, no son fáciles de comprender" añade.