Publicado 15/12/2020 12:24CET

Los oftalmólogos alertan de las consecuencias de los retrasos en las revisiones

Ojo de hombre adulto mirando.
Ojo de hombre adulto mirando. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / AVDEEV ALEKSEI

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 55 por ciento de los oftalmólogos españoles alerta de que, actualmente, llegan a las consultas más casos graves e irreversibles que hace un año de pacientes críticos con enfermedades crónicas o degenerativas, como la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) o glaucoma, debido, principalmente, al retraso de los contreoles asociados a la pandemia.

Así se refleja en el estudio 'Salud ocular en tiempos de pandemia', realizado por el grupo Miranza entre pacientes y oftalmólogos a lo largo del mes de noviembre, y cuyo objetivo es concienciar de la importancia de seguir cuidando de la salud ocular en momentos como el actual.

La mayoría de los expertos consultados (91%) ha observado un retraso en los controles oftalmológicos de estos pacientes críticos debido al confinamiento. De ellos, un 43 por ciento cree que este retraso ha tenido consecuencias para la salud ocular de estos pacientes, sobre todo para aquellos que tienen "alteraciones crónicas e insidiosas", tal y como ha detallado el director médico de Miranza IOA, Francisco Poyales.

Así, el miedo de las personas al contagio (49%) y las restricciones dictadas por las autoridades (28%) son los dos factores que más han influido en el retraso y el descenso de las revisiones oftalmológicas en los últimos meses, según el estudio elaborado por Miranza. "Acudir a consulta no hubiera supuesto un riesgo para la salud de estas personas en lo que a la Covid se refiere y, sin embargo, ha supuesto un riesgo brutal para su visión", ha lamentado Poyales. "Nos encontramos con que esos pacientes que han dejado de venir han perdido prácticamente la visión, y ya no tenemos solución para ellos; su calidad de vida va a empeorar muchísimo", ha añadido.

Así, según el director médico de la nueva clínica de IMO Grupo Miranza en Madrid, Daniel Elíes, hay dos grupos de edad para los que las revisiones periódicas son "indispensables". En primer lugar, para las personas mayores de 45 o 50 años, ya que a esta edad pueden comenzar las enfermedades crónicas, como el glaucoma o la catarata; además de alteraciones como la presbicia, que provoca cansancio y repercute en la calidad de vida.

El segundo gran grupo, a su juicio, son los niños. "En los primeros 10 años de vida, desarrollamos el sistema visual, por lo que un defecto en las gafas o una úrcera en la infancia, por ejemplo, pueden desarrollar una pérdida de visión definitiva que luego no se puede revertir".

AUMENTAN LAS PATOLOGÍAS OCULARES DURANTE LA PANDEMIA

Según el 51 por ciento de los profesionales de la salud ocular que han participado, en los últimos doce meses se ha producido un aumento de determinadas dolencias oculares, entre las que destacan el ojo seco, así como otras más graves, como la DMAE, que actualmente supone la primera causa de ceguera a partir de los 65 años; además de la miopía en niños y jóvenes. Las principales causas que han provocado este incremento son, según los oftalmólogos, los nuevos hábitos de los ciudadanos durante la pandemia (34%), unido a la falta de revisiones.

MAYOR RIESGO DE ENFERMEDAD OCULAR POR EL USO INTENSIVO DE LAS PANTALLAS

La limitación de la vida social y la movilidad ha provocado cambios en el estilo de vida de la población. Al pasar más horas en el hogar, también ha aumentado el consumo de dispositivos tecnológicos. Según recoge el estudio, al menos 8 de cada 10 españoles utiliza de manera habitual el teléfono móvil, la televisión y un ordenador o portátil, y de media pasan entre 2 y 3 horas al día delante de una pantalla. Además, 2 de cada 3 personas encuestadas declara que durante la pandemia ha hecho mayor uso de estos dispositivos.

Esto lleva a los expertos en salud ocular a alertar del mayor riesgo que existe de padecer distintas enfermedades oculares, especialmente fatiga ocular (98%), seguido de astenopia acomodativa o de convergencia (93%), es decir, fatiga ocular asociada a diferentes síntomas como dolor de cabeza y malestar general, y miopía (75%).

Al respecto, Elíes ha recomendado lubricar los ojos con lágrimas artificiales, tener una iluminación adecuada, tanto ambiente como en relación con el brillo de pantalla; así como realizar la "regla de los 20", que consiste en "cada 20 minutos, descansar 20 segundos mirando más allá de 20 pies". Además de insistir en la importancia de cambiar cada cierto tiempo el punto de foco, el experto ha hecho hincapié en la necesidad de descansar y dormir para una buena salud ocular.

Así, según el 68 por ciento de los oftalmólogos consultados por el estudio de Miranza, existen dos grupos de población con mayor riesgo de padecer problemas oculares debido al uso excesivo de estos dispositivos, que son los niños entre 3 y 12 años y los adolescentes entre 13 y 18 años.

No obstante, a pesar de estos datos, cerca de la mitad de los expertos consultados (46%) considera que no hay pruebas suficientes para afirmar que la sobreexposición a las pantallas suponga la aparición entre los más jóvenes de problemas oculares asociados con una edad avanzada. Sin embargo, un 40 por ciento sospecha que pueda guardar relación, y solo un 13 por ciento lo confirma.

ESCASO CUIDADO DE LA SALUD OCULAR

Aunque una tercera parte de los oftalmólogos consultados (32%) cree que la población está cuidando lo suficiente su salud ocular en la situación actual, dos tercios de los profesionales (65%) consideran que los españoles están cuidando poco su salud ocular durante la pandemia.

Según el estudio de Miranza, a pesar de que un 30 por ciento de los españoles reconoce que sus problemas visuales han empeorado desde el inicio de la pandemia, la mayoría de ellos (75%) asegura que no ha acudido a ningún especialista. Los resultados revelan que son más mujeres (un 34%) quienes reconocen que su salud visual ha empeorado a causa del confinamiento.

Así las cosas, la mayoría de los profesionales de la salud ocular que han participado en el estudio (el 85%) considera que, a pesar de la situación actual de pandemia, se debe acudir al oftalmólogo al menos una vez al año.

Entre los consejos de prevención para mantener una buena salud ocular, los expertos destacan no abusar de lentes de contacto (98%), acudir periódicamente a revisión (99%) y analizar si hay antecedentes familiares de enfermedad ocular (94%) con el fin de prevenir posibles problemas.

Tal y como afirman un 74 por ciento de los expertos, el consumo habitual de tabaco es uno de los factores más peligrosos para la vista, debido a la irritación que provoca el humo; seguido del hábito de frotarse los ojos con frecuencia (58%) y no utilizar unas gafas de protección solar adecuada (43%). Llevar una mala alimentación (38%) y consumir alcohol de una forma habitual (37%) se consideran otros factores de riesgo a evitar.

Lo más leído en...

  1. 1

    Confirmado: La pérdida del olfato es el mejor signo para detectar el COVID-19

  2. 2

    La OMS cree que la mayor mortalidad de la variante británica podría deberse a la presión asistencial

  3. 3

    Sanidad aclara que la segunda dosis de la vacuna de Pfizer puede aplicarse hasta 28 días después sin perder eficacia

  4. 4

    El sueño profundo, el "basurero" del cerebro

  5. 5

    ¿Por qué tomar el sol está contraindicado en la menopausia?