Actualizado 05/02/2021 14:52 CET

Observan que tener menos ribosomas es el motivo por el que los músculos se desgastan en el cáncer

Músculos
Músculos - UNIVERSIDAD DE DUKE - Archivo

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad pública en Pensilvania (Estados Unidos) han observado que tener menos ribosomas, partículas en la célula que producen proteínas, es el motivo por el que los músculos de desgastan en el cáncer.

"La pérdida de masa muscular también está asociada con el proceso de envejecimiento, la desnutrición y las personas con Covid-19 y VIH-SIDA, entre otros. Pero, no sólo la pérdida de masa muscular es un problema común, sino que actualmente tampoco existe cura ni tratamiento, por lo que ahora que entendemos mejor el mecanismo podemos avanzar para tratar de encontrar formas de revertir ese mecanismo", han detallado los expertos.

Aproximadamente el 80 por ciento de las personas con cáncer presenta una pérdida muscular significativa, o "caquexia", y es responsable de aproximadamente el 30 por ciento de las muertes por cáncer. También se asocia con una calidad de vida reducida, problemas para tolerar la quimioterapia y tasas de supervivencia más bajas.

"La mayor parte de la atención se ha centrado en la degradación de las proteínas, en la que las personas han intentado impedir que las proteínas se corten o degraden para evitar la pérdida de masa muscular. No obstante, muchos de esos esfuerzos han fracasado, y una de las razones puede ser porque la gente se olvidó del aspecto de síntesis de proteínas, que es el proceso de creación de nuevas proteínas. Eso es lo que abordamos en este estudio", han argumentado los expertos.

Para el estudio, el equipo utilizó un modelo de ratón preclínico de cáncer de ovario con una pérdida muscular significativa. Mediante el uso de ratones, los investigadores pudieron estudiar la progresión de la caquexia por cáncer a lo largo del tiempo, lo que sería difícil de hacer con pacientes humanos.

Después de analizar sus resultados, encontraron que los ratones con tumores experimentaron una rápida pérdida de masa muscular y una reducción dramática en la capacidad de sintetizar nuevas proteínas, lo que puede explicarse por una caída en la cantidad de ribosomas en sus músculos.

Posteriormente, los investigadores se propusieron explicar por qué se redujo la cantidad de ribosomas. Después de examinar los genes ribosomales, encontraron que una vez que estaba presente un tumor, la expresión de los genes ribosomales comenzaba a disminuir hasta alcanzar un nivel que hacía imposible que los músculos produjeran suficientes ribosomas para mantener suficiente síntesis de proteínas para prevenir la pérdida muscular.

"Si podemos comprender mejor cómo los músculos producen ribosomas, podremos encontrar nuevos tratamientos para estimular el crecimiento muscular y prevenir el desgaste muscular. Esto es especialmente importante teniendo en cuenta que los enfoques actuales para bloquear la progresión del tumor se dirigen a la maquinaria de producción de ribosomas y, dado que estos medicamentos se administran de forma sistémica, es probable que afecten a todos los tejidos del cuerpo y también perjudiquen el desarrollo muscular", han zanjado los expertos.

Para leer más