Observan en ratones que la vitamina D mejora los microbios antitumorales

Archivo - Suplementos de vitamina D colocados para formar un sol, la principal fuente de vitamina D para el organismo
Archivo - Suplementos de vitamina D colocados para formar un sol, la principal fuente de vitamina D para el organismo - ISTOCK/T_KIMURA - Archivo
Publicado: viernes, 3 mayo 2024 7:54

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores estadounidenses acaban de publicar un nuevo estudio realizado en ratones, donde se observa que la vitamina D de la dieta modula el microbioma intestinal para mejorar la respuesta a las inmunoterapias contra el cáncer. Los hallazgos, publicados en 'Science', iluminan la conexión poco conocida entre la vitamina D y las respuestas inmunes al cáncer a través de las bacterias intestinales y sugieren que los niveles de vitamina D podrían servir como un determinante potencial de la inmunidad contra el cáncer y el éxito de la inmunoterapia.

La vitamina D desempeña un papel importante en la modulación inmunitaria y en la configuración del microbioma intestinal. Los estudios también han investigado el papel del micronutriente en la inmunidad contra el cáncer, ya que se ha relacionado con una menor incidencia de tumores y una menor mortalidad por varios tipos de cáncer y con mejores respuestas a los tratamientos con inhibidores de puntos de control inmunológico (ICI). Sin embargo, aún no está claro cómo la actividad de la vitamina D afecta el éxito de la inmunoterapia contra el cáncer y si este efecto involucra al sistema inmunológico y/o al microbioma.

Mediante manipulación genética y dietética en ratones, Evangelos Giampazolias y su equipo de la Asociación Estadounidense para el avance de la ciencia (AAAS) descubrieron que una mayor biodisponibilidad de vitamina D conduce a cambios en el microbioma que favorecen al Bacteroides fragilis, una bacteria anaeróbica gramnegativa que se encuentra en humanos y ratones.

Según Giampazolia, el aumento de 'B. fragilis' mejoró la resistencia al cáncer mediada por el sistema inmunológico, incluida la resistencia al desarrollo de melanomas y mejores respuestas a la ICI. Es más, los autores descubrieron que esta inmunidad anticancerígena aumentada podría transferirse a otros ratones mediante trasplante fecal.

Para demostrar un vínculo entre la actividad de la vitamina D y una menor incidencia de cáncer en humanos, los autores señalan que se necesitan estudios longitudinales en humanos para desentrañar la interacción entre la disponibilidad de vitamina D y la suplementación dietética con el microbioma y la inmunidad al cáncer.

"El estudio destaca el importante papel de la dieta en el diseño de terapias microbianas", escriben Fabien Franco y Kathy McCoy en un editorial relacionado. "Las investigaciones futuras ayudarán a delinear cómo se pueden aprovechar los microbios junto con intervenciones dietéticas para liberar todo el potencial de la terapia ICI", señala.

Contador

Leer más acerca de: