Observan un culpable crítico que impide la remielinización

laboratorio
WIKIMEDIA COMMONS - Archivo
Publicado 20/12/2018 7:01:34CET

   MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva investigación sobre la remielinización, la regeneración espontánea del aislante graso del cerebro que mantiene a las neuronas en comunicación, podría conducir a un nuevo enfoque para desarrollar tratamientos para la esclerosis múltiple (EM) y otras enfermedades inflamatorias.

   Los hallazgos preclínicos, publicados este martes en 'Cell Reports' por un equipo de la Universidad de Búfalo, Estados Unidos, revelan que la activación de un factor de transcripción específico induce en las células madre adultas un fenómeno llamado quiescencia patológica. Esto es cuando las células madre adultas se vuelven incapaces de responder a una lesión produciendo oligodendrocitos formadores de mielina. La falta de remielinización es la característica clave de la EM.

   El artículo define el papel del factor de transcripción no descrito previamente conocido como PRRX1 en células progenitoras de oligodendrocitos humanos, las células que generan oligodendrocitos formadores de mielina. La investigación actual de la EM se centra principalmente en los fármacos que inducen la diferenciación de los progenitores de oligodendrocitos humanos.

   En contraste, la investigación de la UB presenta un concepto novedoso para el desarrollo de nuevos fármacos basados ??en el bloqueo de la inactividad patológica de las progenitoras. "La idea de que la inactividad patológica de las progenitoras podría prevenir la regeneración en la EM es distinta de las estrategias pre-clínicas actuales que se están abriendo camino en el ensayo", detalla el autor principal, Fraser Sim, profesor asociado de Farmacología y Toxicología en la Escuela de Medicina Jacobs y Ciencias Biomédicas en la UB.

   "Encontramos que la activación de este gen podría causar problemas en la reparación de la mielina al bloquear la proliferación de las células progenitoras de oligodendrocitos, los precursores similares a las células madres que son responsables de toda la regeneración de la mielina en el cerebro adulto", subraya. La investigación demostró que la expresión de PRRX1 da como resultado la detención del ciclo celular y la quiescencia de las progenitoras de oligodendrocitos, lo que deshabilitó la producción de mielina.

NECESIDAD DE TRATAMIENTOS PARA LA INACTIVIDAD DE CIERTAS CÉLULAS

   En un modelo animal de leucodistrofia, el grupo de trastornos genéticos en los que no se forma la mielina o se destruye en niños, Sim dice que la inactividad patológica inducida por PRRX1 previno la colonización celular de la materia blanca y la regeneración efectiva de la mielina por parte de progenitoras de oligodendrocitos humanas trasplantadas.

   También encontraron que el bloqueo de la expresión de este factor de transcripción evitó los efectos negativos de las citoquinas proinflamatorias, como el interferón-?, que regula su expresión. "Encontramos que bloquear la expresión de PRRX1 previene los efectos negativos del interferón-?, lo que sugiere que la expresión de PRRX1 podría ser un objetivo viable en las enfermedades inflamatorias, como la esclerosis múltiple, donde el interferón-? puede prevenir la regeneración exitosa de la mielina", apunta Sim.

   Esto sugiere nuevos objetivos para la intervención terapéutica y cómo el entorno de la enfermedad en la EM puede prevenir la reparación y regeneración efectiva de la mielina. El descubrimiento de que la inactividad patológica es clave para la incapacidad de reparar y regenerar la mielina en la EM y enfermedades similares proporciona una nueva dirección para la investigación del equipo.

   "Planeamos continuar con la idea de que quizás podríamos identificar tratamientos para la EM que funcionen al superar la inactividad patológica de las precursoras de oligodendrocitos en las lesiones desmielinizantes que caracterizan esta enfermedad", adelanta Sim.