Actualizado 24/06/2021 14:38 CET

La obesidad infantil se puede prevenir en gran medida mediante la transmisión de hábitos saludables de padres a hijos

Archivo - Obesidad. BásculA. Peso, Sobrepeso
Archivo - Obesidad. BásculA. Peso, Sobrepeso - IMEO - Archivo

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El doctor Antonio Escribano, especialista en Endocrinología, Nutrición y Medicina de la Educación Física y el Deporte, señala que la obesidad infantil se puede prevenir en gran medida mediante la transmisión de hábitos saludables de padres a hijos

Como señala Escribano, los problemas de peso se pueden solucionar con una alimentación saludable y la práctica regular de ejercicio en edades tempranas, pero es "más difícil erradicar ciertas actitudes y costumbres perjudiciales que se interiorizan desde muy pequeños y que se acaban trasladando a la edad adulta mediante ese factor de imitación". Es el caso del sedentarismo, el consumo abusivo de determinados productos de gran valor calórico y el desequilibrio en la dieta, entre otras causas.

El catedrático hace especial hincapié en la práctica deportiva y la alimentación equilibrada como pilares para la prevención de este problema de salud. Del mismo modo, los padres tienen un papel primordial a la hora de ayudar a los niños a establecer rutinas saludables, promoviendo una alimentación sana y equilibrada, limitando el uso de las pantallas, que se ha elevado durante el confinamiento, y fijando horarios para realizar determinadas comidas o actividades al aire libre.

En el momento en que se hace ejercicio se produce un "aumento de la actividad muscular que provoca a su vez un incremento en el gasto energético del organismo con el que se queman más calorías, lo que permite un mayor margen en la ingesta de alimentos", señala el experto en Nutrición, que aconseja, no obstante, seguir una alimentación adecuada a base de lácteos, legumbres, frutas, verduras y huir de productos excesivamente azucarados o que contengan cantidades altas de grasas trans.

Por tanto, "hay que aprender a elegir los alimentos y cuantificar su consumo de forma correcta". En cuanto a las actividades deportivas, el experto y la Copa COVAP recomiendan practicar de forma continuada aquellas que presenten un componente aeróbico o que se jueguen por equipos, como el fútbol y el baloncesto.