Actualizado 12/04/2011 13:52 CET

Nuevo protocolo para mejorar la derivación al reumatólogo de los pacientes pediátricos

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La sección de Reumatología del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil de Canarias acaba de publicar el primer protocolo consensuado en la Comunidad Canaria de derivación de Atención Primaria a la consulta del reumatólogo pediátrico, con el objetivo de reducir la demora en el diagnóstico de las enfermedades reumáticas en niños, el cual puede llegar a prolongarse años.

Según el reumatólogo de este centro sanitario, el doctor Sergio Machín, "la principal razón por la que se ha decidido elaborar esta guía es reducir la demora en el diagnóstico y evitar las dudas de los pediatras y dificultades en la detección de estas enfermedades, ya que en ocasiones, algunas patologías como la artritis idiopática juvenil o el lupus eritematoso sistémico presentan síntomas que pueden interpretarse como lesiones traumáticas, dolores inespecíficos, esguinces o urticaria, lo que puede retrasar su diagnóstico incluso años".

El documento, que ha sido presentado durante la XIX Reunión Científica de la Sociedad Canaria de Reumatología, consiste en directrices, ideas y organigramas que "de forma sencilla y eficaz" facilitan la derivación por parte del pediatra al reumatólogo. Un texto de "gran valor", puesto que las patologías reumáticas afectan a aproximadamente uno de cada mil niños en España, lo que se traduce en cerca de 7.500 menores de quince años.

"Por ejemplo, hay que prestar una especial atención a síntomas sospechosos como pueden ser los relacionados con la limitación funcional, el enrojecimiento o el aumento de temperatura en articulaciones sin traumatismos. Además, si los niños dejan de hacer actividades cotidianas como correr o jugar, o caminan de forma atípica, éstos puede ser un signo de alarma", ha matizado.

Los pacientes pueden presentar muy diferentes características, ya que hay que tener en cuenta que estas patologías pueden afectar desde a lactantes hasta adolescentes. "Sin embargo, todos tienen en común la disminución en la calidad de vida y que las enfermedades reumáticas representan para ellos un importante impacto en todos sus ámbitos: escolar y familiar e incluso en su desarrollo psicosocial", ha asegurado el doctor Machín.

En concreto, de todas las enfermedades reumáticas, la más frecuente es la artritis idiopática juvenil (AIJ), que reúne varias formas clínicas, a diferencia de la artritis reumatoide del adulto, y cuya manifestación clínica es la artritis junto con la afectación ocular con o sin manifestaciones sistémicas. No obstante, los datos a día de hoy son esperanzadores, ya que entre el 60 y el 70 por ciento de los pacientes con esta afección estará libre de la enfermedad a los 18 años.