Publicado 16/08/2021 13:48CET

Las nuevas cepas de la Covid-19 no pueden evadir la inmunidad

Archivo - Coronavirus, virus, covid-19.
Archivo - Coronavirus, virus, covid-19. - MATRYX/PIXABAY - Archivo

   MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Los investigadores de la Universidad de HSE en Rusia han confirmado la efectividad de la respuesta inmune de las células T a 11 variantes de SARS-CoV-2, ya que existían dudas sobre la respuesta inmune a las variantes de la Covid-19.

   Los investigadores utilizaron sus resultados para desarrollar el portal Atlas COVID-19 de células T (T-CoV), cuyos hallazgos se han publicado en 'Nucleic Acids Research'.

    El desarrollo de una respuesta inmunitaria de las células T se rige en gran medida por factores genéticos, incluidas las variaciones en los genes del complejo principal de histocompatibilidad (también conocido como HLA). C

   Cada variante del gen HLA tiene una molécula correspondiente que identifica un conjunto específico de péptidos (proteína) de un virus. Existe una gran cantidad de tales variaciones genéticas, y cada persona tiene un conjunto único de ellas.

    La eficacia del desarrollo de la inmunidad de las células T a las cepas de COVID-19 varía de una persona a otra. Dependiendo del conjunto de moléculas de HLA, el sistema inmunológico de algunas personas identificará y destruirá un virus mutado con la misma eficacia que la forma básica del virus. En otros, la respuesta es menos efectiva.

    La investigación fue realizada por un grupo de científicos de la Facultad de Biología y Biotecnología de la Universidad HSE y del Instituto de Química Bioorgánica de la Academia de Ciencias de Rusia, incluidos Stepan Nersisyan, Anton Zhiyanov, Maxim Shkurnikov y Alexander Tonevitsky.

   Evaluaron las características genéticas del desarrollo de la inmunidad de las células T a 11 variantes principales del SARS-CoV-2 mediante el análisis de las variantes del gen HLA más comunes. Los investigadores utilizaron sus resultados para desarrollar el portal Atlas COVID-19 de células T (T-CoV, ).

    Los investigadores utilizaron bioinformática para evaluar las afinidades de unión de cientos de variaciones de moléculas de HLA y decenas de miles de péptidos virales de las principales variantes del SARS-CoV-2 (Alpha, Beta, Gamma, Delta, Epsilon, Zeta, Eta, Theta, Iota, Kappa y Lambda).

   El equipo identificó los alelos HLA que mostraban el conjunto de péptidos virales identificados con cambios más significativos. Según los científicos, las variantes mutadas pueden representar un mayor riesgo para las personas con estos alelos.

    La inmunidad de las células T funciona de tal manera que la variación en las moléculas de HLA y los receptores de las células T evita que los virus eviten la respuesta inmune.

   "Nuestra investigación no encontró una sola variante del genotipo HLA que se vea afectada negativamente por mutaciones virales de manera significativa. Esto significa que incluso en condiciones de reducción de la eficacia de los anticuerpos, la inmunidad de las células T sigue funcionando con eficacia", ha señalado Aleksander Tonevitsky, decano de la Facultad de Biología y Biotecnología de la Universidad HSE.