Publicado 25/02/2020 7:40:40 +01:00CET

Nueva técnica permite estudiar células cancerosas con más detalle que nunca

Célula de cáncer de mama
Célula de cáncer de mama - ANNE WESTON, FRANCIS CRICK INSTITUTE - Archivo

   MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva tecnología desarrollada en el University College de Londres (UCL) está, por primera vez, permitiendo a los científicos del cáncer analizar el comportamiento individual de millones de células diferentes que viven dentro de tumores cultivados en laboratorio, un avance que podría conducir a nuevos tratamientos personalizados contra el cáncer.

   La investigación, publicada en la revista 'Nature Methods', proporciona una nueva visión de cómo las células cancerosas mutadas "imitan las señales de crecimiento" normalmente expresadas por las células sanas, lo que permite que las células cancerosas crezcan sin control.

   El autor correspondiente, el doctor Chris Tape, del Instituto del Cáncer del UCL, explica es esta nueva tecnología "permite medir simultáneamente el comportamiento de las células cancerosas, las células sanas y las células inmunes de los mini-tumores".

   "Esta nueva técnica reveló que las mutaciones en las células cancerosas imitan las señales de crecimiento que normalmente proporcionan las células en el microambiente del tejido sano --prosigue--. En los tejidos sanos, las señales del medio ambiente están estrechamente controladas para que el tejido no crezca demasiado rápido pero en el cáncer, las mutaciones que imitan las señales del microambiente se activan constantemente, lo que permite que el cáncer crezca sin control. Esta nueva tecnología permite a los científicos observar este fenómeno en minucioso detalle".

   A nivel mundial, los investigadores ahora pueden estudiar el cáncer usando mini-tumores, conocidos como 'organoides', que se cultivan incorporando células madre cancerosas en el colágeno en el laboratorio.

   Los mini-tumores 3D contienen muchas células diferentes y representan con mayor precisión el cáncer de un paciente, en comparación con una investigación más tradicional, que analiza una colección de células idénticas cultivadas en 2D. Este desarrollo significa que el cáncer puede estudiarse con más detalle que nunca.

   Sin embargo, hasta este punto, la mayoría de los métodos utilizados para estudiar mini-tumores han implicado moler todas las células y analizarlas como una mezcla. Esto limita la capacidad de los científicos para evaluar cómo se comportan las células individuales o cómo los tumores colaboran con otras células sanas e inmunes que se sabe que influyen en los resultados del cáncer.

   Para superar esto, los investigadores del Instituto de Cáncer de UCL han desarrollado una nueva plataforma de espectrometría de masas para medir las señales de comunicación en millones de células individuales de mini-tumores de cáncer de intestino.

   Específicamente, los investigadores de UCL han desarrollado una nueva técnica para preparar las células para el análisis en un espectrómetro de masas. A nivel subcelular, los anticuerpos marcados con metales pesados ?se unen a proteínas individuales (conocidas como PTM): estas PTM se encuentran dentro de todos los diferentes tipos de células (madre, inmunes, etc).

   El peso diferente de cada metal pesado permite que el espectrómetro de masas diferencie las distintas proteínas y analice sus comportamientos y la actividad de señalización dentro y entre los diferentes tipos de células. Se etiquetaron más de 40 tipos de PTM en este proceso, lo que permitió a los investigadores construir 'circuitos' detallados que describen cómo funcionan las células cancerosas.

   Este avance tecnológico significa que, por primera vez, los científicos ahora pueden estudiar cómo interactúan las células cancerosas con cualquier tipo de célula utilizando modelos de mini-tumores.

   En el futuro, los científicos de UCL planean usar esta tecnología para estudiar cómo los tumores de pacientes individuales pueden comunicarse de manera única con células sanas y el sistema inmunitario.

   "Al comprender cómo funcionan los mini-tumores a nivel de células individuales, esta nueva tecnología permitirá a los investigadores identificar nuevas formas de tratar el cáncer de un individuo --avanza el doctor Tape--. Esperamos que en el futuro un paciente individual tenga mini-tumores cultivados como 'biopsias vivas' junto con su tratamiento clínico".

   A su juicio, se podrán "probar medicamentos en los mini-tumores y usarlos para informar cómo se debe tratar el tumor individual del paciente. A diferencia de los enfoques antiguos, nuestro nuevo método también se puede utilizar para estudiar inmunoterapias, no solo quimioterapias, porque puede medir muchos tipos diferentes de células a la vez", concluye.

Para leer más