Publicado 22/01/2021 15:02CET

Una nueva prueba genética simplificada podría detectar eficazmente cánceres hereditarios

Ilustración de cáncer de endometrio.
Ilustración de cáncer de endometrio. - TIMOTHY HOLLAND / PNNL - Archivo

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una sola prueba podría identificar multitud causas subyacentes al síndrome de deficiencia de reparación de emparejamientos erróneos (MMR) en cánceres hereditarios de colon, endometrio y otros, lo que podría mejorar los pronósticos de estos pacientes; tal y como sugieren investigadores del Ontario Institute for Cancer Research, en Toronto (Canadá).

Así, estos investigadores recuerdan que los genes MMR son genes de reparación de ADN que se presentan alterados en el síndrome de Lynch, un trastorno hereditario que aumenta el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer, como el colorrectal, de ovario, de vejiga y de endometrio.

En concreto, los investigadores han desarrollado un nuevo protocolo integrado de secuenciación genética/epigenética del ADN, conocido como MultiMMR, que puede identificar la presencia y la causa de la deficiencia de MMR en una sola prueba a partir de una pequeña muestra de ADN en cánceres de colon, endometrio y otros.

En este sentido, esta alternativa a los complejos procesos de pruebas de varios niveles también puede determinar las causas de la deficiencia de MMR, que a menudo no se detectan en las pruebas clínicas actuales. Sus resultados se presentan en el 'Journal of Molecular Diagnostics', publicado por Elsevier.

Tal y como explican los investigadores, los genes MMR controlan y reparan los errores que pueden producirse en la replicación y recombinación celular normal. En algunos cánceres heredados y adquiridos, uno o varios de los genes MMR están desactivados, por lo que no se repara el ADN.

"El impacto de MultiMMR es amplio. Los tumores con deficiencia de MMR responden bien a las nuevas inmunoterapias contra el cáncer", explica el investigador principal, Trevor J. Pugh, PhD, del Instituto de Investigación Oncológica de Ontario. "Determinar si un individuo tiene una forma heredada de deficiencia de MMR también puede permitir a los médicos inscribir a los pacientes en la vigilancia activa, participar en estrategias de reducción de riesgos y proporcionar pruebas genéticas a los familiares, lo que podría mejorar los resultados de los pacientes".

En este sentido, el autor insiste en que las pruebas clínicas estándar para esta diagnosticar esta deficiencia pueden ser inconsistentes, requiriendo múltiples pruebas y tipos de experiencia, lo que deriva en una atención insuficiente para los pacientes. Por otro lado, las pruebas de secuenciación de nueva generación han ganado popularidad y se están utilizando en los laboratorios clínicos; sin embargo, no identifican todas las variaciones genéticas de la deficiencia de MMR, y a menudo se requieren pruebas adicionales.

En cambio, el MultiMMR comprueba simultáneamente la metilación del promotor, las mutaciones, el estado del número de copias, la pérdida de heterocigosidad de la copia neutra y la inestabilidad de los microsatélites a partir de una pequeña cantidad de ADN.

Precisamente, en este estudio, los investigadores secuenciaron el ADN de 142 muestras (82 normales y 60 tumorales) de 82 pacientes con cánceres colorrectales, endometriales y cerebrales asociados a MMR. Como control positivo, los resultados de 45 pacientes se compararon con pruebas clínicas anteriores realizadas con ensayos convencionales. También utilizaron MultiMMR para perfilar un control de ADN disponible en el mercado que incluye 11 variantes que son difíciles de detectar con la secuenciación de próxima generación.

Así, para detectar la presencia de la deficiencia de MMR, los análisis de metilación del promotor de MultiMMR y de inestabilidad de microsatélites encontraron un 95 y un 97 por ciento de concordancia con las pruebas clínicas, respectivamente. Al detectar las variantes responsables de la deficiencia de MMR, MultiMMR coincidió con los resultados de las pruebas clínicas en 23 de los 24 casos.

Concretamente, la prueba identificó las 11 mutaciones de la mezcla sintética en múltiples ejecuciones de secuenciación e identificó la deficiencia de reparación de emparejamientos erróneos en 29 pacientes con pruebas incompletas o no concluyentes. Así, el panel fue capaz de identificar causas de MMR que a menudo se pasan por alto en la práctica clínica actual.

"Hemos demostrado que la presencia y la causa del MMR pueden determinarse en una sola prueba, a partir de una sola parte del ADN, con lo que se aprovecha al máximo el tejido disponible, se agilizan los procesos de trabajo y se mejoran los informes integrados para Lynch y los cánceres hereditarios relacionados", comenta la autora principal, Leslie Oldfield, del Departamento de Biofísica Médica de la Universidad de Toronto.

Los investigadores señalan también que los actuales protocolos de pruebas en cascada podrían no ser capaces de satisfacer la creciente demanda de pruebas tumorales universales en pacientes con cánceres colorrectales y de endometrio. Así, añaden que muchas pruebas de secuenciación de nueva generación no detectan la inestabilidad de los microsatélites ni la metilación de los promotores junto con las mutaciones somáticas, por ejemplo.

"La elegibilidad para la inmunoterapia suele depender del estado de la MMR, por lo que es importante realizar pruebas oportunas y sólidas", añade Oldfield. "MultiMMR agiliza el proceso y distingue el tipo de deficiencia de MMR con un mejor tiempo de respuesta, puede escalar bien con el aumento de las demandas, y puede proporcionar a los médicos información importante para informar el manejo de los pacientes y las decisiones de tratamiento", ha concluido la investigadora.