Las moscas de la fruta arrojan luz sobre la evolución del metabolismo

Mosca de la fruta (Drosophila)
PIXABAY
Publicado 04/01/2019 10:43:38CET

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia) han estudiado la evolución del metabolismo utilizando dos especies de moscas de la fruta muy relacionadas. De esta forma, han arrojado algo de luz sobre cómo el metabolismo humano se adapta a la dieta de cada especie.

La elección de la dieta de los animales es muy variable. Algunos son especialistas que se alimentan solo de una fuente de alimento, como una fruta rica en azúcar o una carne rica en proteínas. Otras especies, como los humanos, se alimentan de diferentes tipos de fuentes de alimentos.

Debido a estas diferencias, las especies animales ingieren diferentes cantidades de macronutrientes, como los carbohidratos y los aminoácidos. El metabolismo coincide con la elección de dieta de cada especie. Sin embargo, los investigadores señalan que se "entiende mal" la evolución del metabolismo animal, cuáles son los cambios genéticos subyacentes y cómo estos cambios definen la composición óptima de nutrientes para una especie determinada.

El grupo de investigación finés analizó dos especies de mosca de la fruta para dilucidar esta cuestión. El primero fue 'Drosophila simulans', que se alimenta de diferentes frutas y verduras que generalmente contienen una gran cantidad de azúcares. La segunda 'Drosophila sechellia', que se ha especializado en alimentarse de una fruta, 'Morinda citrifolia', llamada comúnmente noni, que tiene un bajo contenido de azúcar.

"Encontramos diferencias metabólicas bastante considerables entre estas especies. Las larvas de 'Drosophila sechellia', que no están expuestas al azúcar en la naturaleza, no pudieron crecer cuando se las asignó una dieta rica en azúcar, mientras que 'Drosophila simulans' no tuvo problemas para manejar el azúcar en la dieta", explica el líder del estudio, Ville Hietakangas.

La estrecha relación con las especies de la mosca de la fruta permitió que el científico entrecruzara a la especie para hacer híbridos genéticamente similares a 'Drosophila sechellia', pero que contuviera las regiones genómicas de 'Drosophila simulans' que se necesitaban para la tolerancia al azúcar.

La capacidad de analizar animales híbridos fue la ventaja clave del estudio. "De esta manera, no solo pudimos confiar en la correlación de los hallazgos, sino que también pudimos identificar cambios genéticos que fueron causalmente importantes. También podemos decir que la tolerancia al azúcar tiene un coste. 'Drosophila simulans' y los híbridos tolerantes al azúcar sobrevivieron pobremente con una dieta baja en nutrientes, lo que sugiere que 'Drosophila sechellia' ha evolucionado para sobrevivir en un ambiente con bajos nutrientes, lo que ha requerido volver a conectar el metabolismo de una manera que ha hecho imposible la alimentación con alto contenido de azúcar", explica.

Contador