El microbioma de recién nacidos aumenta la alergia y el riesgo de asma

Publicado 23/07/2019 7:50:36CET
Recién nacido. Madre con su bebé. Maternidad.
Recién nacido. Madre con su bebé. Maternidad.MSD - Archivo

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio en recién nacidos ha identificado un compuesto producido por bacterias intestinales que parece predisponer a ciertos bebés a alergias y asma más adelante en la vida, según han comprobado investigadores de la Universidad de California San Francisco (UCSF), en Estados Unidos.

"Hemos descubierto un lípido bacteriano específico en el intestino neonatal que promueve la disfunción inmune asociada con el asma alérgica y se puede usar para evaluar qué bebés corren riesgo de desarrollar la enfermedad en la infancia --explica la autora principal del estudio, Susan Lynch, profesora de Medicina en la UCSF--. Este hallazgo allana el camino para que las intervenciones microbianas de los intestinos de la vida temprana prevengan el desarrollo de estas enfermedades".

El laboratorio de Lynch demostró anteriormente que los bebés de un mes de edad con ecosistemas microbianos intestinales poco saludables tienen un mayor riesgo de desarrollar asma más adelante en la infancia. También han demostrado que una molécula grasa específica, o lípido, llamada 12,13-diHOME, que se encuentra en altas concentraciones en las heces de estos bebés, reduce el número y la actividad de un grupo clave de células inmunitarias llamadas células T reguladoras (Treg) que normalmente suprimen la inflamación alérgica.

En su nuevo estudio más reciente, publicado este lunes en 'Nature Microbiology', la investigación se propuso probar si esta molécula bacteriana podría provocar directamente el riesgo de asma y alergia en bebés pequeños. Primero, demostraron que inyectar 12,13-diHOME en el intestino de ratones redujo el número de células Treg en los pulmones de los animales, y que esta molécula altera a Treg y otras funciones de las células inmunitarias a nivel molecular.

Para entender de dónde provenía este lípido proinflamatorio, los investigadores estudiaron los genes microbianos presentes en las muestras de heces de 41 bebés de un mes de edad recogidos como parte del estudio WHEALS (Salud, Medio Ambiente, Alergias y Asma del Condado de Wayne, por sus siglas en inglés), realizado en Detroit.

Encontraron que el número de copias de tres genes bacterianos para 12,13 DiHOME o la concentración del propio lípido en las muestras de heces de los bebés predijo qué bebés los desarrollaron alergia a los dos años o asma a los cuatro. Luego replicaron este hallazgo en las muestras de heces de una cohorte independiente de 50 niños de un mes en San Francisco.

"Si bien estos hallazgos deben replicarse en un grupo de estudio aún más grande, el hecho de que estas dos cohortes recolectadas en poblaciones demográficamente diferentes en ciudades muy diferentes mostraran los mismos resultados nos da confianza de que la asociación entre este lípido bacteriano y el asma infantil y el riesgo de alergia puede se generalizar a una población más amplia ", señala Sophia Levan, autora de la investigación.

Los investigadores enfatizan que 12,13-diHOME es probablemente uno de los muchos productos derivados de los microbios que contribuyen a la disfunción inmune de la vida temprana y la susceptibilidad a la alergia infantil y al asma.

"Es probable que este sea solo uno de los componentes de una interacción microbiano-inmune compleja en bebés pequeños que promueve el desarrollo de la alergia y el asma en la infancia", dijo Lynch. "Pero es un primer paso hacia una comprensión más mecánica del conjunto de productos microbianos que aumentan la susceptibilidad a las alergias y el asma durante la infancia".

Contador