La memoria colectiva da forma a la construcción de recuerdos personales

Publicado 02/01/2020 7:17:45CET
Gueto judío en Varsovia durante la II Guerra Mundial
Gueto judío en Varsovia durante la II Guerra Mundial - REUTERS / HANDOUT . - Archivo

   MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los sociólogos afirman que los recuerdos individuales están formados por la memoria colectiva de la comunidad, pero hasta ahora este fenómeno nunca se había estudiado a nivel neurobiológico. Investigadores franceses han analizado las representaciones colectivas de la Segunda Guerra Mundial en Francia, usando imágenes del cerebro para mostrar cómo la memoria colectiva da forma a la memoria individual, según publican en la revista 'Nature Human Behavior'.

   En el siglo pasado, el sociólogo francés Maurice Halbwachs declaró que los recuerdos personales están influenciados por sus contextos sociales. Desde esta perspectiva, la función de memoria de los individuos no puede entenderse sin tener en cuenta el grupo al que pertenecen y los contextos sociales relacionados con la memoria colectiva.

   Los investigadores del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica (Inserm, por sus siglas en francés) Pierre Gagnepain y Francis Eustache, en asociación con sus colegas del proyecto Matrice (con participación de varios equipos franceses), dirigido por el historiador CNRS Denis Peschanski, decidió echar un vistazo más de cerca, utilizando técnicas de imágenes cerebrales. Y por primera vez han demostrado en el cerebro el vínculo entre la memoria colectiva y los recuerdos personales.

   La memoria colectiva se compone de símbolos, relatos, narraciones e imágenes que ayudan a construir una identidad comunitaria. Para investigar este concepto más a fondo, los investigadores comenzaron analizando la cobertura mediática de la Segunda Guerra Mundial para identificar las representaciones colectivas compartidas asociadas con él.

   Así, estudiaron el contenido de 30 años de informes y documentales de la Segunda Guerra Mundial, transmitidos en la televisión francesa entre 1980 y 2010, y los transcribieron.

   Utilizando un algoritmo, analizaron este corpus sin precedentes e identificaron grupos de palabras que se usan regularmente cuando se discuten los principales temas asociados con nuestra memoria colectiva de la Segunda Guerra Mundial, como los desembarcos del Día D.

   "Nuestro algoritmo identificó automáticamente los temas centrales y las palabras asociadas repetidamente con ellos, revelando así nuestras representaciones colectivas de este período crucial en nuestra historia", afirma Gagnepain.

   Pero, ¿cuál es el vínculo entre estas representaciones colectivas de la guerra y la memoria individual? Para responder a esa pregunta, los investigadores reclutaron a 24 voluntarios para visitar el Museo Caen Memorial y les pidieron que vieran fotos de ese período, que iban acompañadas de subtítulos.

   Basado en las palabras contenidas en los subtítulos, el equipo pudo definir el grado de asociación entre las fotos y los diversos temas identificados previamente.

   Si las palabras que anteriormente se habían asociado con el tema de los desembarcos del Día D se encontraron en el pie de foto, por ejemplo, la foto también se consideraría vinculada a este tema. De esta manera, los investigadores pudieron establecer la proximidad entre cada una de las imágenes: cuando dos fotos se vincularon a los mismos temas, se consideraron 'cercanas' en la memoria colectiva.

   Gagnepain y sus colegas volvieron su atención a la percepción de estas fotos en la memoria de los individuos. Intentaron averiguar si el mismo grado de proximidad entre las fotos se percibía en los recuerdos individuales.

   Los voluntarios se sometieron a un examen de resonancia magnética durante el cual se les pidió que recordaran las imágenes vistas en el Museo Memorial el día anterior. Los investigadores estaban especialmente interesados en la actividad de su corteza prefrontal media, una región del cerebro vinculada a la cognición social.

   Por lo tanto, los investigadores compararon el nivel de proximidad entre las fotos al observar las representaciones colectivas de la Segunda Guerra Mundial en los medios de comunicación y, a través de imágenes cerebrales, al observar los recuerdos individuales que las personas tenían de estas imágenes después de una visita al Museo Memorial.

   El equipo demostró que cuando la foto A se consideraba cercana a la foto B, debido a que estaba vinculada de la misma manera al mismo tema colectivo, también tenía una mayor probabilidad de desencadenar una actividad cerebral similar a la foto B en el cerebro de los sujetos.

   Este enfoque novedoso permitió la comparación indirecta entre la memoria colectiva y la memoria individual. "Nuestros datos demuestran que la memoria colectiva, que existe más allá del nivel individual, organiza y da forma a la memoria personal. Constituye un modelo mental compartido que permite vincular las memorias de los individuos a través del tiempo y el espacio", enfatiza Gagnepain.

   Se están realizando otras investigaciones para profundizar nuestra comprensión de la interacción entre la memoria colectiva e individual. Sin embargo, una lección ya se puede aprender de este estudio: el funcionamiento de nuestros recuerdos no se puede investigar sin tener en cuenta el contexto social y cultural dentro del cual evolucionamos como individuos.

Contador