Medir el desequilibrio cromosómico podría aclarar el pronóstico del cáncer

EEUU.- Medir el desequilibrio cromosómico podría aclarar el pronóstico del cáncer
COURTESY OF THE RESEARCHERS
Publicado 14/05/2019 7:06:37CET

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de las células humanas tienen 23 pares de cromosomas. Cualquier desviación de este número puede ser fatal para las células, y varios trastornos genéticos, como el síndrome de Down, son causados ??por un número anormal de cromosomas. Durante décadas, los biólogos también han sabido que las células cancerosas a menudo tienen muy pocas o demasiadas copias de algunos cromosomas, un estado conocido como aneuploidía.

En un nuevo estudio sobre el cáncer de próstata, los investigadores encontraron que los niveles más altos de aneuploidía conducen a un riesgo de mortalidad mucho mayor entre los pacientes. Los hallazgos sugieren una posible forma de predecir con mayor precisión el pronóstico de los pacientes y podrían usarse para alertar a los médicos sobre qué pacientes podrían necesitar un tratamiento más agresivo, dice Angelika Amon, profesora de Kathleen y Curtis Marble en Investigación del Cáncer en el Departamento de Biología y miembro del Instituto Koch para la Investigación Integrativa del Cáncer.

"Para mí, la oportunidad emocionante aquí es la capacidad de aportar información para el tratamiento, porque el cáncer de próstata es un cáncer tan prevaleciente", dice Amon, quien lideró este estudio junto con Lorelei Mucci, profesora asociada de Epidemiología en la Escuela T.H. Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard, Estados Unidos.

Konrad Stopsack, investigador asociado en el 'Memorial Sloan Kettering Cancer Center', es el autor principal del artículo, que se publica en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. Charles Whittaker, investigador científico del Instituto Koch; Travis Gerke, miembro del Centro de Cáncer Moffitt; Massimo Loda, presidente de Patología y Medicina de laboratorio en 'New York Presbyterian/Weill Cornell Medicine'; y Philip Kantoff, presidente de Medicina en el 'Memorial Sloan Kettering'; también son autores del estudio.

MEJORES PREDICCIONES

La aneuploidía ocurre cuando las células cometen errores al clasificar sus cromosomas durante la división celular. Cuando la aneuploidía se produce en las células embrionarias, casi siempre es fatal para el organismo. Para los embriones humanos, las copias adicionales de cualquier cromosoma son letales, con las excepciones del cromosoma 21, que produce el síndrome de Down; los cromosomas 13 y 18, que conducen a trastornos del desarrollo conocidos como síndromes de Patau y Edwards; y los cromosomas sexuales X e Y. Las copias adicionales de los cromosomas sexuales pueden causar varios trastornos, pero no suelen ser letales.

La mayoría de los cánceres también muestran una prevalencia muy alta de aneuploidía, lo que plantea una paradoja: ¿por qué la aneuploidía afecta a la capacidad de las células normales para sobrevivir, mientras que las células tumorales aneuploides pueden crecer de forma incontrolable? Existe evidencia de que la aneuploidía hace que las células cancerosas sean más agresivas, pero ha sido difícil demostrar de manera definitiva ese vínculo porque en la mayoría de los tipos de cáncer casi todos los tumores son aneuploides, lo que dificulta las comparaciones.

El cáncer de próstata es un modelo ideal para explorar el vínculo entre la aneuploidía y la agresividad del cáncer, dice Amon, porque, a diferencia de la mayoría de los otros tumores sólidos, muchos cánceres de próstata (25 por ciento) no son aneuploides o tienen solo unos pocos cromosomas alterados. Esto permite a los investigadores evaluar más fácilmente el impacto de la aneuploidía en la progresión del cáncer.

Lo que hizo posible el estudio fue una colección de muestras de tumores de próstata del Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud y el Estudio de Salud de los Médicos, administrado por la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard a lo largo de más de 30 años. Los científicos tenían información de secuenciación genética para estas muestras, así como datos sobre si el cáncer de próstata se había diseminado a otros órganos y si habían muerto a causa de la enfermedad.

Dirigidos por Stopsack, los científicos encontraron una manera de calcular el grado de aneuploidía de cada muestra, comparando las secuencias genéticas de esas muestras con los datos de aneuploidía de los genomas de la próstata en el Atlas del Genoma del Cáncer. Luego, pudieron correlacionar la aneuploidía con los resultados de los pacientes, y encontraron que los pacientes con un mayor grado de aneuploidía presentaban cinco veces más probabilidades de morir a causa de la enfermedad.

Esto fue así incluso después de tener en cuenta las diferencias en la puntuación de Gleason, una medida de cuánto se parecen las células del paciente a las células cancerosas o normales al microscopio, que los médicos utilizan actualmente para determinar la gravedad de la enfermedad. Los hallazgos sugieren que la medición de la aneuploidía podría ofrecer información adicional para los médicos que deciden cómo tratar a los pacientes con cáncer de próstata, según Amon.

HACIA LA IDENTIFICACIÓN DE GENES ESPECÍFICOS EN DOS CROMOSOMAS

"El cáncer de próstata se diagnostica demasiado y se trata demasiado --dice--. Muchas personas tienen prostatectomías radicales, lo que tiene un impacto significativo en la vida de las personas. Por otro lado, miles de hombres mueren de cáncer de próstata cada año. La evaluación de la aneuploidía podría ser una forma adicional de ayudar a aportar información a la estratificación del riesgo y el tratamiento, especialmente entre las personas que tienen tumores con altas puntuaciones de Gleason y, por lo tanto, presentan mayor riesgo de morir de cáncer".

Amon ahora está trabajando con investigadores de la Escuela de Salud Público de Harvard T para explorar si se puede medir la aneuploidía de manera fiable a partir de pequeñas muestras de biopsia. Los investigadores encontraron que los cromosomas que son más comúnmente aneuploides en los tumores de próstata son los cromosomas 7 y 8 y ahora tratan de identificar genes específicos ubicados en esos cromosomas que podrían ayudar a las células cancerosas a sobrevivir y propagarse, y también están estudiando por qué algunos cánceres de próstata tienen niveles más altos de aneuploidía que otros.

"Esta investigación destaca las fortalezas de los enfoques interdisciplinarios de ciencia en equipo para abordar las cuestiones pendientes en el cáncer de próstata --dice Mucci--. Planeamos traducir estos hallazgos clínicamente en muestras de biopsia de próstata y experimentar por qué ocurre la aneuploidía en los tumores de próstata".

Otro tipo de cáncer donde la mayoría de los pacientes tienen niveles bajos de aneuploidía es el cáncer de tiroides, por lo que Amon ahora espera estudiar si los pacientes con cáncer de tiroides con niveles más altos de aneuploidía también presentan tasas de mortalidad más altas. "Una proporción muy pequeña de tumores de tiroides es altamente agresiva y letal, y estoy empezando a preguntarme si esos son los que tienen alguna aneuploidía", concluye.

Contador

Para leer más