Las 3 medidas higiénicas esenciales en torno a una relación sexual

Publicado 03/06/2019 8:44:35CET
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PHOTOTAKE - Archivo

   MADRID, 3 Jun. (EDIZIONES) -

   Las condiciones higiénicas vinculadas a las relciones sexuales son fundamentales a la hora de evitar la transmisión de distintas enfermedades. No obstante, aunque la educación sexual es hoy día mucho más accesible y conocida por todos, por pudor o vergüenza muchas veces se deja de preguntar cuestiones al profesional sanitario cuando surgen dudas.

   Según destaca un artículo de 2010 publicado en la revista 'Offarm', las relaciones sexuales comportan "inevitablemente" un incremento en el riesgo de infecciones tanto por el contacto físico, como por el intercambio de fluidos entre la pareja. Por ello es imprescindible seguir una serie de medidas higiénicas en torno al sexo, aunque menos de lo que podría pensarse.

   El trabajo científico señala que tanto la naturaleza y la fisiología de las estructuras implicadas en la relación sexual están adaptadas en ambos sexos para minimizar dicho riesgo. Así, indica que la mujer posee unos mecanismos de defensa específicos, como el flujo vaginal o secreción mucosa e inodora, originada en las glándulas de Bartholin, que cumple las funciones de autodepuración, humectación y lubricación.

   "La acidez de este fluido permite mantener en equilibrio la flora vaginal, además de actuar como barrera frente a otros microorganismos patógenos externos que pretendan colonizar el área genital", explica.

   En el caso del aparato genital del varón, a diferencia del femenino, éste no dispone de medidas similares, según sostiene, ya que debido a sus características anatómicas no comparte la citada problemática.

   Así, subraya que un aseo personal acorde a las características morfofisiológicas de cada zona es "básico", tanto por las condiciones higienicosanitarias del individuo, como por el respeto de la pareja. "La higiene íntima afecta a ambas partes de la pareja, puesto que si una de ellas tiene unos hábitos higiénicos inapropiados puede provocar la transmisión recíproca de patologías infecciosas", advierte.

   En este sentido, la directora médica del departamento de Ginecología y Obstetricia del Instituto Palacios, Salud y Medicina de la Mujer, Mariella Lilue, resalta en una entrevista con Infosalus que, partiendo de esa higiene básica y personal que toda persona debe seguir en su día a día, realmente no hace falta seguir una serie de medidas higiénicas antes o después del sexo.

   Sólo llama la atención en el caso de las mujeres, para las que sí es conveniente levantarse a orinar tras la relación sexual, aunque no necesariamente justo después del sexo, con el objetivo de evitar las cistitis de repetición. "La uretra, por donde ocurre la micción, está muy cerca de la vagina y por el acto sexual pueden colarse bacterias, o incluso como consecuencia de la parte mecánica de la relación, dando lugar a una mayor probabilidad de infección", sostiene la especialista.

   Según resalta, se trata de una recomendación que sobre todo se dirige a aquellas mujeres propensas a las infecciones de orina, a quienes preferiblemente aconseja también miccionar antes de la relación sexual.

   "Realmente no debería haber un aseo exhaustivo, aparte de la micción. No es preciso ducharse o lavarse inmediatamente después del sexo. No pasa nada con que ese aseo ocurra 20 minutos, o una hora después de la relación, o bien al día siguiente en la ducha. Puntualmente, no hay que realizar ninguna medida higiénica exhaustiva, salvo si son mujeres de alto riesgo de infecciones ginecológicas", reitera la doctora Lilue.

   Aquí recuerda que las relaciones también serán más higiénicas si se realizan con preservativo, especialmente si se tienen con parejas no estables, a la vez que es la forma más segura de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

   "Otro de los aspectos que sí convendría realizar es el aseo de manos antes de la relación, y de los genitales de ambas partes si fuera posible también; pero después de la relación no es estrictamente necesario", agrega la especialista.