Los médicos, detrás de las grandes diferencias en las dosis de radiación en técnicas de imagen

Publicado 03/01/2019 14:53:11CET
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MONKEYBUSINESSIMAGES

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las grandes diferencias en las dosis de radiación de las tomografías computarizadas (TC) se deben principalmente a la forma en que los escáneres son utilizados por el personal médico, en lugar de las diferencias entre los pacientes escaneados o las máquinas utilizadas, según ha revelado un estudio estadounidense publicado en la revista 'The British Medical Journal'.

La TC crea imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo para ayudar a diagnosticar una variedad de afecciones, pero su radiación se asocia con un mayor riesgo de cáncer, por lo que es importante minimizar la exposición y reducir las variaciones innecesarias. De hecho, la evidencia científica sugiere que sus dosis son muy variables entre pacientes, instituciones y países y, en muchos casos, pueden reducirse en un 50 por ciento o más sin reducir la calidad de la imagen y la precisión diagnóstica.

Para comprender mejor los factores que contribuyen a esta variación, un equipo de investigación internacional analizó los datos de dosis de más de 2 millones de tomografías computarizadas de 151 instituciones, en siete países. Incluyeron exploraciones de abdomen, tórax, tórax y abdomen combinados, y cabeza de 1,7 millones de adultos entre noviembre de 2015 y agosto de 2017. Después, ajustaron los datos para un rango de variables relacionadas con el paciente (sexo o tamaño), institución (centro público o privado) y máquina (fabricante o modelo).

Los investigadores descubrieron que la mayoría de estos factores solo tenían un pequeño efecto sobre la variación de la dosis en los distintos países. Por ejemplo, después de ajustar las características del paciente, todavía existía un intervalo de cuatro veces en la dosis media efectiva para las exploraciones abdominales, y un intervalo de 17 veces en la proporción de exploraciones de dosis altas (4-69%). Una variación similar se observó en las exploraciones de tórax y las exploraciones combinadas de tórax y abdomen.

El ajuste por factores de la institución y de la máquina también tuvo poco efecto en la variación de la dosis. Sin embargo, el ajuste por factores técnicos (cómo los escáneres fueron utilizados por el personal médico) redujo o eliminó sustancialmente casi todas las variaciones de dosis en los distintos países.

Ante estos resultados, los investigadores consideran que la variación en las dosis utilizadas para la tomografía computarizada de los pacientes se debe principalmente a la forma en que se usan los escáneres, en lugar de a las diferencias subyacentes en los pacientes explorados o las máquinas utilizadas.

Este es un estudio observacional y, como tal, no puede establecer la causa. De hecho, los investigadores señalan algunas limitaciones que pueden haber influido en los resultados. Sin embargo, dicen que estos hallazgos sugieren que la optimización de las dosis a un estándar consistente debería ser posible. Y piden más educación y colaboración internacional para establecer puntos de referencia para las dosis objetivo óptimas.