Los médicos de Atención Primaria proponen recuperar la dieta y costumbres de nuestros abuelos

Alimentos-alimentación-frutas-frutería
EP/DIPUSEVILLA
Actualizado 11/11/2010 20:07:03 CET

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los médicos de familia defienden la necesidad de que los ciudadanos vuelvan a los hábitos alimenticios y costumbres "de nuestros padres y abuelos", con el objetivo de combatir el auge de la rápida y las cifras cada vez más crecientes en España de sedentarismo y obesidad, según han destacado durante unas jornadas organizadas en Valencia por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comuntaria (semFYC).

"Es importante saborear las comidas en familia", asegura la doctora Joima Panisello, coordinadora de este encuentro, que propone comprar productos naturales, frescos y de temporada, preferiblemente en mercados o pequeños comercios y optar por una forma de preparación sencilla como son los asados, guisos y los platos al vapor.

En los últimos años se ha producido una evolución de la dieta mediterránea tradicional hacia "patrones alimenticios propios de otras sociedades occidentales", con un aporte más elevado de grasas de origen animal, en detrimento de los hidratos de carbono complejos y de la fibra vegetal.

De hecho, el mayor consumo de comida rápida o 'fast-food', se relaciona directamente con el aumento de las enfermedades cardiovasculares, debido, en parte, a la disminución de antioxidantes que ingerimos en los alimentos.

"Al consumo de frutas y verduras debemos añadir alimentos ricos en antioxidantes, como son las nueces, los cereales, la soja, las aceitunas y el aceite de oliva", propone la doctora Panisello, que asegura que "si consiguiéramos que toda la población aumentara el consumo de estos alimentos hasta alcanzar los 600 gramos al día, se reduciría en más de un 30 por ciento el riesgo cardiovascular y de desarrollar un tumor".

Sin embargo, esta experta recuerda que "por muy sano que se coma", si la ingesta calórica supera el gasto energético, se inducirá al sobrepeso u obesidad, de ahí que haya que acompañarla de ejercicio físico regular evitando el consumo de alcohol y tabaco.