Actualizado 22/07/2020 15:02:19 +00:00 CET

Un fármaco contra la leucemia muestra potencial en un agresivo cáncer cerebral pediátrico

Ilustración en 3D de neuronas en el cerebro
Ilustración en 3D de neuronas en el cerebro - COLOURBOX - Archivo

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto de la Universidad de São Paulo (Brasil) han demostrado el potencial de un medicamento contra la leucemia, el trióxido de arsénico, para tratar el meduloblastoma, un tipo de cáncer cerebral más común en los niños.

Cuando probaron el trióxido de arsénico en células tomadas de uno de los subgrupos más agresivos de este tipo de tumor, obtuvieron resultados prometedores en cuanto a la muerte de células tumorales. El fármaco también hizo que las células tumorales fueran más sensibles a la radioterapia.

"Doce subgrupos de meduloblastoma son actualmente reconocidos de acuerdo a sus características moleculares, que también indican el pronóstico. Uno de los subgrupos con peor pronóstico se conoce como SHH. Este tumor tiene una mutación somática en el gen TP53, y se trata con terapia química y de radiación", explica Paulo Henrique dos Santos Klinger, primer autor del artículo, que se ha publicado en la revista científica 'Scientific Reports'.

La radioterapia puede tener efectos adversos severos en el cerebro de un niño, causando problemas cognitivos, endocrinos y motores. Por lo tanto, es importante desarrollar estrategias terapéuticas que reduzcan o eliminen la necesidad de radiación.

En el estudio, los investigadores seleccionaron diferentes líneas celulares tumorales de SHH y probaron diferentes dosis de trióxido de arsénico, un medicamento utilizado para tratar la leucemia mieloide aguda. También probaron diferentes dosis de radiación en conjunto con la administración del medicamento.

El trióxido de arsénico demostró por sí solo ser capaz de matar las células tumorales y prevenir la formación de nuevas colonias de células tumorales. Los efectos se potenciaron cuando el fármaco se combinó con la radioterapia. El fármaco no resultó ser significativamente tóxico cuando se aplicó a las células sanas.

Además, el trióxido de arsénico por sí solo podría utilizarse para tratar a pacientes pediátricos con meduloblastoma de hasta tres años de edad, posiblemente en conjunción con los medicamentos de quimioterapia que se utilizan habitualmente para tratar este tipo de cáncer. Los niños de este grupo de edad con cáncer cerebral no pueden ser tratados con radioterapia, ya que puede causar daños irreversibles en el sistema nervioso central.

Este fármaco fue elegido porque es un conocido bloqueador de la vía de señalización del SHH en la leucemia. La vía del SHH es esencial para el desarrollo embrionario humano y se desactiva cuando se completa la embriogénesis. Si la vía se reactiva por alguna razón, que actualmente se desconoce, entonces puede desarrollarse un cáncer, incluyendo algunos tipos de cáncer de piel y varios tipos de leucemia y meduloblastoma.

"Otra ventaja del trióxido de arsénico es su capacidad para atravesar la barrera hematoencefálica, que protege el sistema nervioso central de las toxinas o patógenos circulantes. Estudios anteriores demostraron que esta penetración es razonable en el meduloblastoma", detalla otro de los investigadores, Elvis Terci Valera.

El pronóstico para los meduloblastomas de tipo SHH es típicamente intermedio, con un 50 por ciento de pacientes que responden bien al tratamiento. Sin embargo, el pronóstico es peor cuando se produce una mutación somática en el TP53 porque este gen juega un papel clave en el control de la división celular a través de la vía de la SHH y puede contrarrestar las alteraciones que pueden conducir al cáncer.

Los investigadores planean ahora probar el medicamento en modelos animales para determinar si los resultados son los mismos que los de los experimentos celulares. Si son los mismos, entonces el tratamiento puede ser posteriormente probado en humanos.

Contador

Para leer más