Publicado 23/10/2020 12:32CET

La Marina estadounidense evalúa los rayos ultravioleta para combatir el COVID-19

   Los investigadores centro médico Irving de la Universidad de Columbia, en EE.UU, han realizado un estudio donde han descubierto que las fibras ópticas que emiten un tipo de luz ultravioleta que es segura para la piel
Los investigadores centro médico Irving de la Universidad de Columbia, en EE.UU, han realizado un estudio donde han descubierto que las fibras ópticas que emiten un tipo de luz ultravioleta que es segura para la piel - EUREK - Archivo

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Laboratorio de Investigación Naval de Estados Unidos (NRL) han evaluado los rayos ultravioleta (UV) para la desinfección viral a fin de combatir el COVID-19 en tierra y en el mar, y han establecido un laboratorio dedicado a la caracterización de los rayos ultravioleta en cinco días para garantizar la introducción segura y el funcionamiento eficaz de las fuentes de rayos ultravioleta en toda la flota.

La Armada está investigando la luz de banda UV-C (UVC) como una técnica potencial de desinfección para aplicaciones de nicho contra COVID-19 para el material que va a bordo de un barco, para áreas de uso común en un barco y para la desinfección general de habitaciones en barcos o instalaciones en tierra.

En un corto período de tiempo Brett Huhman, de la División de Física del Plasma de NRL, reconfiguró un espacio de laboratorio, consultó con expertos en la materia de toda la dirección de Ciencia de los Materiales y Tecnología de Componentes de NRL, y tomó prestado el equipo necesario para establecer un laboratorio de caracterización de UV.

"Las pruebas en el NRL incluyen la longevidad y fiabilidad de la unidad UV, identificando dosímetros fáciles de usar, reflejos de las superficies de a bordo y generación de ozono secundario de estos sistemas UV. Los científicos de otros laboratorios de la Armada están utilizando los datos del NRL para ayudarles a probar la eficacia contra las cargas virales en las superficies relevantes de la Armada y la Marina, como herramientas de metal desnudo y superficies metálicas pintadas, y cajas de cartón", explica Huhman.

Hay numerosas compañías que ofrecen productos que producen luz UV y están diseñados para una variedad de aplicaciones a pequeña y gran escala. El Mando de los Sistemas Navales del Mar (NAVSEA) pidió a los científicos del NRL que estudiaran y caracterizaran la densidad de energía, el espectro UV y la fiabilidad de las unidades disponibles en el mercado.

"Como la Marina desea evaluar rápidamente la eficacia de estas fuentes comerciales antes de su adquisición, se consideró necesaria una pequeña inversión para ayudar a la Marina a 'verificar antes de comprar'. Hemos aprendido mucho sobre la fiabilidad de las fuentes comerciales", explica Joseph Schumer, jefe de la sucursal del grupo de física de potencia pulsada y director del programa de NRL.

El ultravioleta (UV) es una luz con longitudes de onda entre 200 y 400 nanómetros (nm). La UV puede dividirse en 3 bandas en este rango: UVA (315-400 nm), UVB (280-315 nm) y UVC (200-280 nm). Cada banda representa una parte específica del espectro UV y viaja a través de la atmósfera de manera diferente. La UVC del Sol no puede llegar a la superficie de la Tierra, ya que la atmósfera la bloqueará.

Las pruebas comenzaron a mediados de abril después de que NRL recibiera 15 varillas de mano de 18 vatios de NAVSEA. Desde entonces, el equipo ha probado nueve diferentes fuentes de UV basadas en mercurio y xenón con planes para evaluar tanto las fuentes excimeras basadas en LED como en plasma.

"Los LED y las fuentes basadas en plasma son tecnologías emergentes, y representan el uso de longitudes de onda no utilizadas tradicionalmente para la desinfección germicida. Las fuentes de mercurio han dominado históricamente el mercado", señala Huhman.

Los investigadores de la Armada continúan evaluando las unidades comerciales que ya se utilizan en hospitales y para otras aplicaciones para la eficacia en las superficies relevantes para la Armada. El equipo de UV del NRL está recibiendo artículos cada dos semanas para evaluarlos.

El trabajo del NRL ayudará a identificar situaciones en las que el uso de UV proporciona suficiente desinfección viral a un nivel de energía particular y también a desarrollar procedimientos operativos estándar para asegurar una operación UV segura para la Flota.