Actualizado 07/10/2014 7:21:32 +00:00 CET

Logran reducir las alteraciones de memoria producidas por radioterapia en metástasis por cáncer de pulmón

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Expertos han logrado, en un estudio presentado en el Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Radioterápica (ASTRO, por sus siglas en inglés) y comentado en el I Curso de Cáncer de Pulmón de la Escuela Española de Oncología Radioterápica (EEOR), reducir las alteraciones de memoria producidas por radioterapia en metástasis por cáncer de pulmón.

"Estos resultados demuestran que si protegemos las células madre neurogénicas localizadas en el hipocampo, de la radiación al realizar la radioterapia holocraneal podemos reducir las alteraciones de la memoria causadas por la radioterapia y preservar la calidad de vida de los pacientes", ha comentado la médico adjunto del Servicio de Oncología Radioterápica del Parc de Salut MAR de Barcelona y codirectora del curso, Nuria Rodríguez de Dios.

Según este especialista, el 56 por ciento de los casos incluidos en este estudio, el origen de las metástasis cerebrales fue un cáncer de pulmón no célula pequeña. Actualmente, se está poniendo en marcha un ensayo fase III para valorar esta técnica en pacientes con cáncer de pulmón célula pequeña candidatos a recibir irradiación holocraneal profiláctica para prevenir las metástasis cerebrales.

El estado en que se detecta el tumor es fundamental y, por ello, en el marco del Día Internacional del Cáncer de Pulmón, el próximo 17 de noviembre, los expertos han destacado la importancia de la prevención. "La supervivencia y el pronóstico de los pacientes con cáncer de pulmón van estrechamente ligados al estadio tumoral en el momento del diagnóstico. Si se hace en las dos primeros estadios, la tasa de supervivencia a cinco años alcanza el 45 por ciento o el 49 por ciento en el primero y el 30 por ciento en el segundo", ha recalcado Rodríguez de Dios.

Asimismo, durante el curso de la EEOR se han aborado distintos temas que van desde aspectos básicos como el diagnóstico y la estadificación, hasta conceptos más modernos como la radioterapia esteroatáxica extracraneal (SBRT) para tratar las fases iniciales de este tipo de tumor o las metástasis pulmonares; la radioterapia guida por el movimiento respiratorio (radioterapia-4D); la radioterapia guiada por la imagen (IGRT) y la combinación de la radioterapia con los nuevos agentes biológicos.

En este sentido, los expertos han comentado que las vías de mejora en la radioterapia del cáncer de pulmón se centrarán en los próximos años en los avances tecnológicos, que han permitido el desarrollo de unidades de tratamiento capaces de administrar la dosis de radiación en menos tiempo, siguiendo la máxima de emplear la mayor dosis posible en el tumor sin afectar al tejido sano cercano.

Prueba de esos avances es la incorporación de la SBRT, que ha demostrado ser una alternativa eficaz a la cirugía en pacientes en estadios iniciales de cáncer de pulmón que no pueden operarse y permite el control del tumor en más de un 90 por ciento de los pacientes a tres años.

"Igualmente, para conseguir una mejor integración de la radioterapia con la quimioterapia y los nuevos agentes biológicos, el empleo de la radioterapia con finalidad curativa en algunos casos de pacientes con enfermedad metastásica y, por último, en conocer aquellas características genéticas individuales que condicionan que unos pacientes sean más susceptibles que otros a los efectos nocivos de la radiación", ha zanjado la experta.