Publicado 14/11/2019 07:46CET

El litio puede revertir el daño por radiación después del tratamiento del tumor cerebral

radioterapia cáncer maquina radio tratamiento
radioterapia cáncer maquina radio tratamiento - WIKIMEDIA/RHODA BAER - Archivo

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los niños que han recibido radioterapia por un tumor cerebral pueden desarrollar problemas cognitivos más adelante en la vida. En sus estudios en ratones, investigadores del Instituto Karolinska ahora han demostrado que el medicamento de litio puede ayudar a revertir el daño causado mucho después de que haya ocurrido, según publican en la revista 'Molecular Psychiatry'. Ahora planean probar el tratamiento en ensayos clínicos.

Actualmente cuatro de cada cinco niños con un tumor cerebral sobreviven. En la población sueca adulta, 1 de cada 600 personas ha sido tratada de un cáncer infantil, aproximadamente un tercio de los cuales eran tumores cerebrales. Muchos de ellos viven con daños causados por la radioterapia, que pueden causar deficiencias en la memoria y el aprendizaje.

Los investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia, ahora muestran que la capacidad de memoria y la capacidad de aprendizaje de los ratones mejoran si el tratamiento con litio se administra después de la irradiación del cerebro.

Los ratones que fueron irradiados a edades tempranas y luego se les administró litio desde la adolescencia hasta la edad adulta se desempeñaron tan bien como los ratones que no recibieron radiación.

Los investigadores observaron un aumento en la formación de nuevas neuronas en un área que es importante para la memoria (el hipocampo) durante el período en que recibieron litio, pero su madurez en células nerviosas llenas solo ocurrió una vez que se suspendió el tratamiento con litio.

"De esto, llegamos a la conclusión de que el litio, administrado según las líneas de este modelo, puede ayudar a sanar el daño causado por la radioterapia, incluso mucho después de que fue causada", señala la autora principal, Giulia Zanni, investigadora postdoctoral en la Universidad de Columbia y ex estudiante de doctorado en el grupo de Klas Blomgren en el Instituto Karolinska.

El grupo de investigación ha demostrado previamente que el litio protege contra el daño cerebral si se administra en relación con la radioterapia, ya que puede prevenir la apoptosis (muerte celular). Ahora quieren comenzar los ensayos clínicos con la esperanza de poder producir el primer tratamiento farmacológico para el daño causado por la irradiación del cerebro.

"En los últimos años, la oncología pediátrica ha mejorado en salvar vidas, pero lo hace a un alto costo --explica Klas Blomgren, consultor y profesor de Medicina Pediátrica en el Departamento de Salud de Mujeres y Niños del Instituto Karolinska--. "rácticamente todos los niños que han recibido radioterapia por un tumor cerebral desarrollan problemas cognitivos más o menos graves. Esto puede causar dificultades para aprender o socializar e incluso mantener un trabajo más tarde en la vida. Debemos ser mejores cuidando el daño que causamos, y de eso se trata esta investigación", precisa.

El litio es un medicamento que ya se administra a adultos y niños con enfermedad bipolar, pero los científicos aún no están seguros de cómo funciona realmente. Sin embargo, algunas piezas nuevas del rompecabezas han encajado en este estudio. Así, los investigadores encontraron que el litio afecta a la Tppp, una proteína que es importante para el citoesqueleto y GAD65, una proteína que afecta el sistema GABA, que es fundamental para la madurez neuronal.

"Estamos comenzando a comprender los efectos del litio sobre la capacidad del cerebro para repararse a sí mismo --reconoce Ola Hermanson, investigadora del Departamento de Neurociencia del Instituto Karolinska--. En este estudio observamos que solo las células irradiadas se ven afectadas por el litio. Las células sanas se dejaron relativamente intactas. Este es un resultado interesante y prometedor".