Publicado 01/02/2021 14:57CET

El ISCIII advierte de que mejorar el diagnóstico de la aspergilosis sigue siendo uno de los mayores retos

Hongo Aspergillus fumigatus
Hongo Aspergillus fumigatus - IBFG - Archivo

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha advertido, cobn motivo este lunes de la celebración del Día Mundial de la Aspergilosis, de que mejorar su diagnóstico sigue siendo uno de los mayores retos, ya que puede causar desde infecciones invasivas a infecciones crónicas y alérgicas; además, el hongo también puede aislarse en el tracto respiratorio de pacientes asintomáticos.

Aunque las infecciones por estos hongos son poco frecuentes, son más comunes en pacientes inmunosuprimidos y pueden generar cuadros clínicos graves con mortalidades que pueden llegar al 90%. La aspergilosis invasiva es una de las formas más graves y puede derivar en infecciones en pacientes con cáncer, infección pulmonar o alergias.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, más de un millón de personas en todo el mundo sufren formas de aspergilosis invasiva potencialmente mortales; más de tres millones están afectadas de con aspergilosis pulmonar crónica, y unos 15 millones padecen asma fúngica derivada de infección por hongos.

El análisis del hongo en cultivo es una de las formas de diagnosticar la infección, que también puede realizarse mediante pruebas serológicas y con PCR. Con respecto al tratamiento de las aspergilosis, existen diversos antifúngicos según el tipo de enfermedad que cause el hongo (aspergilosis pulmonar, aspergilomas, sinusitis, etc), que pueden utilizarse en solitario o en combinación; los fármacos antifúngicos tienen la limitación de que pueden producir toxicidad, interaccionar con otros medicamentos, desarrollar resistencia y presentar problemas de absorción, por lo que el estudio de nuevas moléculas con actividad frente a aspergillus es uno de los principales retos de estas infecciones.

El Centro Nacional de Microbiología del ISCIII tiene un laboratorio especializado en infecciones fúngicas, el Laboratorio de Referencia de Investigación en Micología, con tres líneas de investigación específicas sobre aspergilosis: Mecanismos de resistencia a antifúngicos en Aspergillus (Emilia Mellado es la investigadora principal); Epidemiología de la aspergilosis y aspergilosis crónicas (que coordina Ana Alastruey), y Estudio de la susceptibilidad del huésped a la aspergilosis (liderada por Laura Alcazar).