Publicado 18/03/2021 17:25CET

Investigadores proponen una solución para poder aplicar CAR-T también en tumores sólidos

Archivo - Infografía sobre el funcionamiento de las CAR-T
Archivo - Infografía sobre el funcionamiento de las CAR-T - CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA - Archivo

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio publicado en la revista 'Science' ha encontrado una solución para aplicar la terapia con células CAR-T también a los tumores sólidos: ha identificado una nueva forma de programar las células CAR-T para que solo maten a las células cancerosas, dejando en paz a las células sanas que tienen la misma proteína marcadora que las cancerosas.

En la inmunoterapia contra el cáncer, se activan las células del sistema inmunitario del propio paciente para que ataquen las células cancerosas. La terapia con células CAR-T ha sido uno de los avances recientes más significativos en las inmunoterapias dirigidas al cáncer.

En la terapia con células CAR-T, se extraen células T del paciente para modificarlas genéticamente: se transporta un receptor de antígeno quimérico (CAR) a las células mediante un vector viral, lo que ayuda a las células T a identificar y eliminar mejor las células cancerosas. Cuando las células del receptor de antígeno identifican la estructura de superficie deseada en las células del paciente, empiezan a multiplicarse y a matar las células objetivo.

Hasta ahora, la aplicación de la terapia con células CAR-T a los tumores sólidos ha sido difícil: dirigir la terapia solo al tumor es complicado cuando el tipo de cáncer no está asociado a ninguna estructura superficial específica.

En muchos tipos de cáncer, hay una abundancia de una proteína específica en la superficie del tumor, pero como la proteína también se presenta en bajas cantidades en el tejido normal, la terapia con células CAR-T no es capaz de discriminar entre los niveles de la proteína objetivo. Por ello, las células modificadas genéticamente se apresuran a atacar también a las células y órganos sanos, lo que puede provocar efectos adversos mortales asociados al tratamiento.

HER2 es una proteína característica de, entre otros, el cáncer de mama, el cáncer de ovario y los cánceres abdominales. La proteína también puede aparecer en gran número en la superficie de las células tumorales, ya que, como resultado de la amplificación del gen, la expresión de HER2 puede multiplicarse en los tumores.

Una nueva técnica de ingeniería de células CAR-T desarrollada por estos investigadores finlandeses se basa en un proceso de identificación en dos pasos de las células positivas a HER2. Gracias a la ingeniería, los investigadores pudieron producir una respuesta en la que las células CAR-T matan solo las células cancerosas del tejido canceroso.

"Nuestra solución requiere la identificación preliminar de las estructuras de superficie asociadas al cáncer. Cuando la capacidad de reconocimiento preliminar que induce el constructo CAR se ajusta para requerir una afinidad de unión que es diferente de la afinidad utilizada por CAR para dirigir la matanza de estas células, se puede programar una capacidad extremadamente precisa para diferenciar entre las células sobre la base de la cantidad de proteína objetivo en su superficie en este 'circuito' de dos pasos que controla la función de las células T asesinas", explica el profesor de Virología Kalle Saksela, de la Universidad de Helsinki.

Contador