Publicado 16/06/2020 18:51CET

Investigadores identifican nuevos defectos genéticos vinculados a la ELA

Man in a wheelchair is pushed across parking lot
Man in a wheelchair is pushed across parking lot - GETTY//DON BAYLEY - Archivo

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland (Estados Unidos) han identificado cómo ciertas mutaciones genéticas causan esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también conocida como enfermedad de Lou Gehrig.

La vía identificada por los investigadores, publicada en 'Proceedings of the National Academy of Science', también puede ser responsable de cierta forma de demencia relacionada con la ELA. El hallazgo podría ofrecer nuevos enfoques potenciales para tratar esta condición devastadora, que causa parálisis progresiva y fatal y, a veces, deterioro mental similar a la enfermedad de Alzheimer.

"Identificamos el proceso mediante el cual las mutaciones genéticas de ubiquilina-2 (UBQLN2) interrumpen una importante vía de reciclaje que las células usan para deshacerse de la basura. Sin este reciclaje, las proteínas mal plegadas se acumulan en la célula nerviosa y se vuelven tóxicas y, finalmente, destruyen la célula. Esta destrucción podría conducir a trastornos neurodegenerativos como la ELA", han dicho los investigadores.

Para investigar cómo las mutaciones UBQLN2 causan ELA, utilizaron células humanas y modelos de ratones mutantes UBQLN2 para sus investigaciones. Los modelos de ratones, que describieron en una publicación de PNAS de 2016, imitan la progresión de la enfermedad en personas que heredan estas mutaciones genéticas.

El grupo primero eliminó el gen UBQLN2 de las células humanas y descubrió que paralizaba completamente la vía de reciclaje. Posteriormente reintrodujeron el gen normal o una de las cinco mutaciones genéticas en las células, descubriendo así que la reintroducción de UBQLN2 normal restableció la vía de reciclaje, mientras que las cinco mutaciones genéticas no pudieron reiniciar la vía.

Utilizando el modelo de ratón, observaron que aquellos con las mutaciones genéticas habían reducido los niveles de una determinada proteína llamada ATP6v1g1, que es una parte esencial de una bomba que acidifica el contenedor de basura de la célula para iniciar el proceso de descomposición y reciclaje.

"Nuestros nuevos hallazgos son emocionantes porque se han encontrado defectos de acidificación similares en el síndrome de Alzheimer, Parkinson y Down. Esto sugiere que la restauración del defecto podría tener amplias implicaciones no solo para tratar la ELA, sino también posiblemente para otras enfermedades neurodegenerativas", han zanjado los expertos.

Para leer más