Publicado 05/05/2020 14:39:12 +02:00CET

Investigadores españoles prueban un nuevo fármaco que elimina las células senescentes y reduce la toxicidad en el cáncer

Investigadoras en un laboratorio
Investigadoras en un laboratorio - FARMAINDUSTRIA

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores pertenecientes al CIBER-BBN, la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Centro de Investigación Príncipe Felipe, en colaboración con la Universidad de Cambridge, han probado la eficacia de un nuevo fármaco conjugado, 'Nav-Gal', que permite eliminar las células senescentes de manera selectiva minimizando el efecto en células sanas y que reduce la toxicidad de esta terapia.

El uso de este fármaco, en combinación con quimioterapia, podría confirmarse como una estrategia prometedora en el tratamiento del cáncer. Y es que, la senescencia es una respuesta al daño y el estrés en la célula que se caracteriza por la detención del ciclo celular.

Al envejecer, la célula deja de dividirse de manera permanente, previniendo la propagación de células dañadas o disfuncionales. Pero, con el tiempo, grandes cantidades de células senescentes se acumulan en los tejidos, contribuyendo a la aparición y progresión de múltiples patologías como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la fibrosis pulmonar, trastornos neurológicos o cáncer, entre otras.

Además, en el caso del cáncer, muchas quimioterapias promueven la senescencia celular, y esta acumulación de células senescentes a causa de los tratamientos se ha relacionado con un impulso de la tumorigénesis, asociándose a metástasis y la reaparición del tumor en distintos tipos de carcinomas.

Por ello, la búsqueda de nuevos fármacos que permitan eliminar las células senescentes inducidas por los tratamientos oncológicos es una cuestión clave para garantizar la total erradicación del tumor y prevenir la reaparición.

En este camino, los medicamentos senolíticos (compuestos que matan las células senescentes por distintos mecanismos) son una alternativa terapéutica prometedora en oncología y para el tratamiento de otras enfermedades relacionadas con la acumulación de células senescentes. Sin embargo, los senolíticos presentan hasta ahora una baja especificidad, al dañar también células sanas, e importantes toxicidades, lo que reduce sus ventajas terapéuticas.

En este nuevo estudio, publicado en 'Aging Cell', los investigadores pertenecientes al CIBER-BBN, la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Centro de Investigación Príncipe Felipe, en colaboración con investigadores del CRUK de la Universidad de Cambridge, trabajaron en el diseño de un senolítico de segunda generación más específico y menos tóxico. Para ello se centraron en 'Navitoclax', un fármaco validado en modelos preclínicos que mostró una alta capacidad de destrucción de las células senescentes, modificándolo con una galactosa acetilada.

El nuevo compuesto dio como resultado un fármaco con actividad senolítica selectiva de amplio alcance, que induce la muerte de las células senescentes al tiempo que preserva la actividad de las células sanas. "En definitiva, proponemos la conjugación galactosa con ciertos fármacos como una metodología versátil para desarrollar profármacos de segunda generación con alta actividad senolítica y toxicidad reducida", han explicado los investigadores.

Los investigadores probaron este fármaco en combinación con quimioterapia (cisplatino) en células humanas de cáncer de pulmón, probando que el tratamiento con cisplatino y Nav-Gal dio como resultado la eliminación de células senescentes de cáncer de pulmón y redujo significativamente el crecimiento tumoral. Además, el compuesto redujo la toxicidad sobre las plaquetas y la trombocitopenia (reducción de la circulación de plaquetas en el torrente sanguíneo) causadas por su fármaco predecesor, el 'Navitoclax'.

Contador

Para leer más