Investigadores españoles buscan fármacos que 'rejuvenezcan' los músculos

Publicado 19/06/2019 14:18:02CET
Músculos
UNIVERSIDAD DE DUKE - Archivo

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

La doctora Pura Muñoz-Cánoves, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y profesora en la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA), está buscando fármacos que contribuyan a un envejecimiento saludable a través del rejuvenecimiento de los músculos.

Muñoz-Cánoves, Premio Fundación Lilly de Investigación Biomédica Preclínca 2019, explica que su hipótesis es que, "aunque muchos procesos se degradan con la edad, el cuerpo encuentra maneras de resistir y reemplazar lo que falla para seguir funcionando". "No obstante, en un determinado momento fallan simultáneamente tantas cosas que ya no hay mecanismo de compensación posible. Entonces es cuando vemos que una persona que hasta hace poco estaba bien decae rápidamente. Nosotros proponemos dirigir nuestro trabajo a eliminar células senescentes para intentar rejuvenecer los tejidos, empleando modelos de ratón", detalla.

Hasta hace poco, se creía que el envejecimiento se producía de manera gradual. Sin embargo, ella y su equipo han demostrado que, en la edad geriátrica, se desencadena un declive agudo y dramático de la capacidad regenerativa de los tejidos, atribuible a alteraciones en las células madre. Sus hallazgos, publicados en prestigiosas revistas como 'Nature' y 'Cell', abren la puerta al desarrollo de nuevas terapias que contribuyan a un envejecimiento saludable y también a otras dirigidas al tratamiento de enfermedades neuromusculares degenerativas.

"Las células musculares son claves en el envejecimiento. Con el paso del tiempo, perdemos masa muscular y nos volvemos más frágiles. Nuestro laboratorio ha descubierto que, en tejidos jóvenes, los residuos de las células se eliminan en un proceso llamado autofagia, que es un mecanismo de limpieza en el que estos residuos se reciclan. Pero en tejidos viejos, se pierde esta capacidad de reciclaje, por lo que estos residuos se acumulan. En lugar de utilizar la autofagia, que es un proceso beneficioso, las células entran en un estado de senescencia, que es un proceso perjudicial que lleva al envejecimiento tisular", narra.

Una vez descifrado el proceso por el que envejecen los tejidos musculares, las investigaciones de la doctora Muñoz-Cánoves se han dirigido a encontrar la forma de revertirlo, algo que se ha logrado en el laboratorio con ratones. "Hemos demostrado que, si se administran fármacos para restaurar este mecanismo de limpieza, las células madre recuperan la capacidad de regenerar los músculos. Esto tiene un efecto rejuvenecedor para la musculatura, que recupera el vigor perdido", asegura.

Aunque la investigación se ha realizado en ratones, Muñoz-Cánoves adelanta que esto "abre la vía a mejorar la salud de personas ancianas debilitadas por la pérdida de masa muscular". "También puede ser útil para personas con el mismo problema causado por enfermedades como el cáncer o el sida. Dado que todos los órganos y tejidos del cuerpo humano dependen de la autofagia, creemos que la misma estrategia podría ser útil para retrasar el envejecimiento de otros órganos", añade.