Publicado 26/06/2020 18:07:30 +02:00CET

Investigadores encuentran una nueva función de las plaquetas en los vasos sanguíneos tumorales

LOS  SEÑUELOS PLAQUETARIOS (ROSA), A DIFERENCIA DE LAS PLAQUETAS NORMALES
LOS SEÑUELOS PLAQUETARIOS (ROSA), A DIFERENCIA DE LAS PLAQUETAS NORMALES - INSTITUTO WYSS EN LA UNIVERSIDAD DE HARVARD.

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los científicos de la Universidad de Uppsala en Estados Unidos han descubierto una función hasta ahora desconocida de las plaquetas sanguíneas en el cáncer. En modelos de ratones, estas plaquetas han demostrado ayudar a preservar la barrera vascular que hace que las paredes de los vasos sanguíneos sean selectivamente impermeables, reduciendo así la propagación de las células tumorales a otras partes del cuerpo.

Las plaquetas, o trombocitos, como también se denominan, son pequeños fragmentos de células que se forman en la médula ósea y circulan en la sangre. Si nos lesionamos y comenzamos a sangrar, se agrupan, sellando la herida y al mismo tiempo ayudando a la sangre a coagularse. Cuando se activan las plaquetas, lo que ocurre no solo en las heridas sino también en los tumores, las sustancias conocidas como factores de crecimiento contenidos en las plaquetas se liberan en su entorno inmediato. Uno es el factor de crecimiento derivado de plaquetas B (PDGFB).

En el estudio, que publica la revista 'Cancer Research', los investigadores investigaron qué sucede cuando el PDGFB en las plaquetas, pero no en otros tipos de células, se elimina en individuos con cáncer. Se descubrió que el PDGFB de las plaquetas era esencial para atraer células de soporte a los vasos sanguíneos del tumor. En el tejido sano, por otro lado, las plaquetas no realizaron esta función. Si PDGFB carecía de plaquetas, la cantidad de células tumorales circulantes aumentaba y se diseminaban a otras partes del cuerpo en un grado mucho mayor.

Estudios anteriores han demostrado que PDGFB de células de otro tipo, células endoteliales que recubren el interior de los vasos sanguíneos, es necesario para atraer células de soporte a los vasos cuando se forman. Según el nuevo estudio, esta función en los tumores también requiere PDGFB de las plaquetas, lo que los distingue del tejido sano.

Desde un punto de vista médico, según han explicado "puede ser ventajoso, en algunas situaciones, reducir la actividad plaquetaria para prevenir coágulos sanguíneos, por ejemplo". Además, investigaciones anteriores muestran que las plaquetas pueden promover la propagación de las células tumorales.

"Nuestros datos muestran que la activación plaquetaria en el cáncer no es del todo dañina. En cambio, el PDGFB liberado cuando se activan las plaquetas puede ayudar a mantener la barrera vascular en los tumores, contrarrestando así la propagación de las células tumorales. Eso lo hace importante para las funciones específicas de las diversas moléculas derivadas de plaquetas que deben tenerse en cuenta cuando se desarrollan nuevas terapias", ha explicado Anna-Karin Olsson, quien lidera un grupo de investigación en el Departamento de Bioquímica y Microbiología Médica de la Universidad de Uppsala.

Contador

Para leer más