Publicado 29/03/2021 17:32

Investigadores detectan unos patógenos que podrían estar relacionados con el cáncer colorrectal

Archivo - Imagen de enema de bario o imagen de rayos x del intestino grueso mostrando la diverticulitis de colon transverso.
Archivo - Imagen de enema de bario o imagen de rayos x del intestino grueso mostrando la diverticulitis de colon transverso. - MR.SUPHACHAI PRASERDUMRONGCHAI/ISTOCK - Archivo

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Científicos alemanes han detectado factores de la carne y la leche de los bovinos (BMMF) en pacientes con cáncer colorrectal en las proximidades de los tumores. Los investigadores demuestran que los BMMF desencadenan una inflamación crónica local, que puede provocar mutaciones a través de moléculas de oxígeno activadas y, por tanto, promover el desarrollo del cáncer a largo plazo.

Los BMMF y los marcadores inflamatorios se detectaron con mucha más frecuencia en las proximidades de los tumores intestinales malignos que en el tejido intestinal de los individuos libres de tumores.

Hace unos años, científicos del Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ) descubrieron una nueva forma de agentes infecciosos en productos lácteos y sueros bovinos. Se trataba de elementos de ADN en forma de anillo que mostraban una gran similitud con las secuencias de ciertos plásmidos bacterianos. Se denominaron "factores cárnicos y lácteos bovinos" (BMMF) por su origen en los productos bovinos.

Para detectar los patógenos, los investigadores utilizaron anticuerpos generados contra la proteína Rep. Esto les permitió detectar los BMMF en 15 de 16 muestras de tejido de cáncer colorrectal. Para sorpresa de los científicos, la tinción de secciones de tejido con estos anticuerpos reveló: No eran las propias células cancerosas las que contenían la proteína Rep, sino las células situadas en las inmediaciones de los tumores.

En particular, el anticuerpo detectó la proteína Rep en la lámina propia, la capa de tejido conectivo situada bajo la mucosa intestinal, y allí especialmente en la vecindad de las criptas intestinales. A partir de estas células Rep positivas, los investigadores también pudieron aislar ADN de BMMF que estaba estrechamente relacionado con los patógenos ya aislados de las muestras de leche.

El equipo de investigación sospechaba que la presencia de BMMF podría desencadenar procesos inflamatorios crónicos en el tejido intestinal. Un indicio de una inflamación sería la presencia de macrófagos proinflamatorios. Efectivamente, estas células inflamatorias se encontraron en las inmediaciones de los tumores. Curiosamente, las señales para la proteína Rep y para el marcador de macrófagos CD68 eran casi congruentes: Por tanto, Rep está presente inmediatamente alrededor o dentro de los macrófagos.

Los investigadores buscaron la señalización combinada Rep/CD68 en muestras de cáncer colorrectal y las compararon con muestras de tejido colorrectal de un grupo de sujetos de control más jóvenes sin cáncer. En los pacientes con cáncer, el 7,3 por ciento de todas las células intestinales en el entorno del tumor eran positivas para las señales combinadas Rep/CD68. En las células intestinales del grupo de control, esta cifra era significativamente menor, con sólo un 1,7 por ciento.

Más información