Publicado 19/11/2021 12:13CET

Una investigación estudia la fiabilidad de la biopsia no invasiva del embrión antes de una fecundación in vitro

Archivo - 3D rendering of the icsi(intracytoplasmic sperm injection) process - in which a single sperm is injected directly into an egg
Archivo - 3D rendering of the icsi(intracytoplasmic sperm injection) process - in which a single sperm is injected directly into an egg - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LARS NEUMANN - Archivo

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una investigación del equipo de genética del equipo del laboratorio de genética de Instituto Bernabeu, IBbiotech, estudia la fiabilidad de la biopsia no invasiva del embrión antes de una fecundación in vitro (FIV)

Lograr el nacimiento de un bebé sano es el principal objetivo de un tratamiento de medicina reproductiva. Y habitualmente, las alteraciones de los cromosomas en los embriones son una de las causas que provocan la baja tasa de embarazo. De ahí que analizar al embrión antes de que se implante en el útero materno es una de las estrategias para evitar un aborto o que nazca un niño enfermo.

Para ello, se realiza el diagnóstico genético preimplantacional (DGP/PGT-A) que analiza células extraídas de la futura placenta del embrión. Para los científicos, ha generado gran interés una técnica que no implica riesgo para el embrión y que consiste en realizar la biopsia no invasiva del embrión (niPGT-A) ya que en lugar de tomar células, analiza el ADN del medio de cultivo en el que se desarrolla el embrión.

Los investigadores, que se encuentran en Toledo presentando los resultados de este estudio en el congreso de la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (Asebir), ha presentado un total de 14 investigaciones científicas, la mitad de ellas trabajos desarrollados en el laboratorio de genética y la otra mitad, trabajos desarrollados en el laboratorio de FIV.

Este estudio de las técnicas de biopsia embrionaria ha incluido 302 análisis cromosómicos que se han evaluado los resultados de las biopsias invasiva y la que analiza el ADN del medio de cultivo mediante dos técnicas distintas. En sus conclusiones, los científicos de Instituto Bernabeu indican que las técnicas utilizadas para el análisis genético no afectan a la concordancia diagnóstica entre el análisis cromosómico con la extracción celular (PGT-A) y aquel que no toca al embrión (niPGT-A).

Advierten que el resultado del niPGTA puede verse influido por factores como la contaminación del ADN y el mosaicismo en el embrión (el embrión posee una mezcla de células cromosómicamente normales y anormales, para uno o varios cromosomas. De ahí que para que sea cada vez más fiable, los investigadores de Instituto Bernabeu advierten como posibles objetivos para mejorar la fiabilidad de la técnica no invasiva son la optimización de las condiciones de cultivo y la forma en la que se recoge el medio de cultivo.

La biopsia embrionaria se recomienda a aquellas mujeres que superan los 35 años; pacientes que han sufrido abortos repetidos o que no logran la implantación del embrión en dos o más ciclos de FIV; y aquellas que ya tienen un diagnóstico de anomalías cromosómicas.

Contador