Publicado 03/03/2022 14:04

Una investigación descubre la implicación de la proteína tau en la fisiología renal

Función de la proteína tau en el mantenimiento de la morfología de los podocitos glomerulares. Una disminución en los niveles de proteína tau se traduce en una disminución de la filtración glomerular.
Función de la proteína tau en el mantenimiento de la morfología de los podocitos glomerulares. Una disminución en los niveles de proteína tau se traduce en una disminución de la filtración glomerular. - UAM

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO), ha descrito la función de la proteína tau en el riñón y se expresa en los pies de los podocitos renales a unos niveles comparables al cerebro.

La investigación, que se ha publicado en la revista 'Cellular and Molecular Life Sciences', ha estudiado el papel de la proteína tau en la regulación de la homeostasis renal. Esta proteína presenta su metabolismo alterado en la enfermedad de Alzheimer y da lugar a la principal marca histopatológica de la enfermedad como son los ovillos neurofibrilar.

En este sentido, los investigadores señalan que los podocitos son las células que participan en la filtración glomerular del plasma sanguíneo, pero también son importantes para mantener la arquitectura glomerular. Estas células están, al igual que las neuronas, altamente polarizadas. Estudios previos a este trabajo ya habían descrito la expresión de tau en muestras renales de ratas; sin embargo, no se había prestado demasiada atención a estos datos y hasta el presente estudio no se había descrito la distribución y función de tau en riñón.

Así pues, se ha estudiado la función de dicha proteína en el riñón mediante el uso de ratones deficientes en tau (knockout) generados mediante la integración de cDNA que codifica para la proteína verde fluorescente GFP en el exón 1 del gen que codifica para la proteína tau. Utilizando un sistema de visualización de fluorescencia IVIS Lumina de PerkinElmer, se demostró la expresión de GFP en el riñón.

Posteriormente, los investigadores determinaron que la isoforma principal de tau en el riñón es Tau4R. La proteína reportera GFP permitió demostrar que tau se encuentra en los glomérulos de la corteza renal y, específicamente, en las células conocidas como podocitos. Estos resultados se confirmaron posteriormente por técnicas inmunohistoquímicas con anticuerpos específicos para la proteína tau. Los ratones deficientes en proteína tau presentan un citoesqueleto podocitario más dinámico ya que contienen mayores niveles de tubulina destirosinada que los ratones de tipo salvaje.

Los resultados obtenidos sugieren que hay que poner el foco en los problemas renales de personas con demencia, sobre todo del tipo FTDP-17 en los que la proteína tau presenta mutaciones, ya que según este trabajo deberían presentar algún tipo de patología renal.

Hasta el momento, y a pesar de que es común que estos pacientes desarrollen infecciones en el tracto urinario, se achacan dichos problemas a la inmovilidad de los pacientes. Además, una consecuencia importante del estudio es poner el foco en la eficiencia/seguridad de los enfoques terapéuticos actuales para el tratamiento de diferentes tauopatías humanas como, principalmente, la enfermedad de Alzheimer.