Publicado 23/04/2021 18:14CET

Los impactos repetitivos en la cabeza pueden provocar daños cerebrales

Archivo - Scratching head man
Archivo - Scratching head man - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / AHPHOTOSWPG - Archivo

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Neurocientíficos de la Clínica Mayo (Estados Unidos) y de la Universidad Simon Fraser (Canadá) han publicado los últimos resultados de su estudio plurianual sobre las conmociones cerebrales en el hockey, en el que se examinan los cambios en la función cognitiva cerebral de los jugadores de hockey sobre hielo de sexo masculino.

El equipo de investigación controló las constantes vitales del cerebro durante el juego antes y después de la temporada en 23 jugadores de hockey sobre hielo masculinos de 14 años o menos y de 16 a 20 años en Rochester, Minnesota.

Después, utilizaron un dispositivo que traduce las complejas ondas cerebrales medidas mediante electroencefalografía (EEG) portátil a pie de pista, en resultados sencillos, rápidos, fáciles de usar e intuitivos que proporcionan una evaluación objetiva de la función cerebral cognitiva.

Los signos vitales del cerebro, denominados ABC de la función cerebral, rastrean tres respuestas neuronales bien establecidas para la sensación auditiva (mediante una respuesta denominada N100), la atención básica (mediante una respuesta denominada P300) y el procesamiento cognitivo (mediante una respuesta denominada N400).

El estudio se basa en los resultados de 2019 publicados en 'Brain: A Journal of Neurology' que confirmaron cambios significativos en los signos vitales del cerebro poco después de que se diagnosticaran las conmociones cerebrales en los jugadores del equipo juvenil.

Los resultados clave de este estudio mostraron que los deterioros no detectados permanecieron cuando los jugadores fueron autorizados a volver a jugar utilizando los protocolos clínicos actuales de conmoción cerebral. En particular, el estudio inicial también informó de la sensibilidad a los daños subconcusionales en aquellos jugadores que no sufrieron un diagnóstico de conmoción cerebral en el transcurso de la temporada.

Los resultados de este nuevo estudio, publicado en la revista 'Brain Communications', mostraron cambios significativos en los signos vitales del cerebro en las respuestas de sensación auditiva N100 y de procesamiento cognitivo N400 para la comparación entre la temporada anterior y posterior en ambos grupos.

Los cambios subconcusionales se correlacionaron significativamente con el número de impactos en la cabeza durante la temporada en ambos grupos de edad y, en consecuencia, mostraron más cambios subconcusionales en los signos vitales del cerebro.

Un impacto subconcuso es una fuerza mecánica transmitida al cerebro por debajo del umbral para el diagnóstico de una lesión conmocional aguda. Los efectos de estos impactos de baja magnitud pueden incluso no ser perceptibles para el jugador o para los observadores en la línea de banda.

Los impactos en la cabeza en el deporte del hockey sobre hielo suelen ser el resultado del contacto entre jugadores o entre jugadores y tablas debido a los controles corporales, los choques y las peleas. Algunos de estos impactos son consecuencia del juego sucio, pero muchos de estos sucesos también son el resultado de un comportamiento rutinario y legal en el campo.

"La conmoción cerebral en el deporte es una preocupación importante para muchos y nuestra investigación ha demostrado que disponer de una medida fisiológica objetiva de la función cerebral al lado de la pista es fundamental para detectar y gestionar los impactos conmocionales", explica la doctora Aynsley Smith, investigadora principal del estudio y profesora asociada de Ortopedia en la Clínica Mayo de Rochester (Minnesota).

Contador