Publicado 28/04/2021 17:50CET

Identificar genotipos KIR mejora supervivencia en cáncer colorrectal metastásico que no responde a terapias biológicas

La doctora Arancha Cebrián Aranda, investigadora de la División de Oncología Traslacional del IIS-FJD y una de las autoras del estudio.
La doctora Arancha Cebrián Aranda, investigadora de la División de Oncología Traslacional del IIS-FJD y una de las autoras del estudio. - QUIRÓNSALUD

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una investigación llevada a cabo por la División de Oncología Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD) y por las Unidades de Oncología e Inmunología del Hospital Universitario Reina Sofía (Córdoba) ha concluido que la terapia con cetuximab puede ser eficaz para un grupo de pacientes con cáncer colorrectal metastásico con mutación en KRAS debido a su actividad inmunomoduladora, lo que supone un avance en el manejo clínico de este perfil de afectados con opciones terapéuticas muy limitadas.

El cáncer colorrectal es uno de los más frecuentes en todo el mundo, ocupando el tercer lugar en términos de incidencia y el segundo en mortalidad. En el momento del diagnóstico, el 75 por ciento de los pacientes ha desarrollado metástasis y, en la mayoría de los casos, la cirugía no es posible. Para estos pacientes, el tratamiento de elección es la terapia sistémica: quimioterapia citotóxica y anticuerpos monoclonales contra factores de crecimiento celular.

En la actualidad, las terapias dirigidas contra el receptor del factor de crecimiento (EGFR) cetuximab y panitumumab han mejorado notablemente la supervivencia en este tipo de cáncer en comparación con el tratamiento solo con quimioterapia. Desafortunadamente, estas terapias biológicas solo están indicadas para pacientes con tumores KRAS nativo (sin mutación); aquellos que presentan mutaciones en el gen KRAS (entre el 35 y el 45 por ciento de los afectados por cáncer colorrectal) ven limitadas sus opciones de tratamiento y tienen un peor pronóstico.

Ahora, esta investigación, publicada en la revista 'Journal for ImmunoTherapy of Cancer', abre una puerta a la esperanza para estos pacientes al ampliar sus alternativas terapéuticas. "Tradicionalmente, se ha considerado que los pacientes con KRAS mutado no responden a cetuximab y panitumumab. Sin embargo, en este estudio describimos que cetuximab también puede ser eficaz en algunos pacientes con mutaciones de KRAS debido a su actividad inmunomoduladora", explica la doctora Arancha Cebrián Aranda, investigadora de la División de Oncología Traslacional del IIS-FJD y una de las autoras del estudio.

Anteriores investigaciones ya habían revelado que, además de bloquear el receptor del factor de crecimiento (EGFR), cetuximab, que es un anticuerpo IgG1, ejercía una función inmunomoduladora, debido a lo cual podría ofrecer un beneficio en términos de supervivencia, tanto libre de progresión de la enfermedad como global, a algunos pacientes con KRAS mutado. La identificación de esos pacientes es fundamental para mejorar el tratamiento del cáncer colorrectal metastásico.

LOS GENES KIR, CLAVE EN LA RESPUESTA AL TRATAMIENTO

Con este objetivo, los autores del estudio investigaron si la presencia de una combinación concreta de los genes KIR (receptores tipo inmunoglobulina de las células asesinas) influía en el resultado clínico de los pacientes que habían sido tratados con cetuximab. En la investigación participaron 69 pacientes con cáncer colorrectal metastásico, mutación KRAS, expresión de EGFR positiva y diferente combinación de genes KIR.

"Los resultados mostraron que, tras 12 meses de tratamiento con cetuximab, la supervivencia de pacientes con genotipos heterocigotos [haplotipo A + haplotipo B] fue casi un 55 por ciento superior a la de los pacientes con genotipos homocigotos [AA o BB]", apunta la doctora Cebrián.

Este trabajo tiene un impacto clínico importante, al haber identificado el subgrupo de pacientes con cáncer colorrectal metastásico con mutación en KRAS que puede beneficiarse de cetuximab: los que presentan el genotipo heterocigótico para los genes KIR. "A día de hoy las alternativas terapéuticas para estos pacientes son muy limitadas -destaca la investigadora-; por lo tanto, abrir la opción de esta terapia a un grupo de ellos supone un avance en su manejo clínico", señala la doctora.

"Basándonos en los resultados observados en nuestro estudio, recomendaríamos a los equipos implicados en el manejo del cáncer colorrectal metastásico que, en aquellos casos de pacientes con mutación en KRAS para los que hayan fallado los tratamientos estándar, analicen los genes que codifican para los receptores KIR, determinen sus genotipos y propongan la terapia con cetuximab en los pacientes heterocigotos", concluye.