Publicado 11/01/2021 17:41CET

Identifican nuevos factores de ARN que pueden ayudar a las células cancerosas a prosperar

Glioblastoma.
Glioblastoma. - PENN MEDICINE - Archivo

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Brigham and Women's Hospital de Boston (Estados Unidos) han evidenciado que el núcleo circ2082 interrumpe la línea de ensamblaje de microARN en las células cancerosas del glioblastoma, convirtiéndolo en un objetivo potencial para el tratamiento del cáncer.

Como Peter Pan, algunas células nunca crecen. En el cáncer, las células madre indiferenciadas pueden ayudar a que tumores como el glioblastoma se vuelvan más agresivos que otras formas de la enfermedad. Se supone que ciertos grupos de genes ayudan a las células en su camino hacia la madurez, dejando atrás su "firmeza" juvenil. Esto requiere cambios radicales en el microARN, el mundo de pequeños materiales no codificantes que controlan dónde y cuándo se activan y desactivan los genes. Muchos microARN son supresores de tumores; en el cáncer, el microARN se distorsiona y se altera.

En su trabajo, publicado en la revista científica 'Science Advances', estos investigadores señalan cambios críticos en una enzima conocida como DICER, que crean una cascada de efectos en este microARNoma. El equipo identificó los actores primarios circ2082, un ARN circular, y RBM3, una proteína de unión al ARN, que forman un complejo con DICER para atraparlo en el núcleo de las células de glioblastoma, perturbando así el microARN citoplasmático.

"Siempre estamos tratando de encontrar la bala mágica para luchar contra el cáncer. El problema con la bala mágica es que sólo va a golpear unas pocas células tumorales, ya que las otras células tumorales no tienen ese objetivo. Estamos buscando la vulnerabilidad común... ¿qué es lo común que podemos atacar?. Con este descubrimiento, podemos apuntar a algo muy anterior: un objetivo muy común a nivel epigenético", reflexiona uno de los líderes del estudio, Antonio Chiocca.

Investigaciones anteriores mostraron que el número de microARN expresados en las células cancerígenas es bajo en comparación con las células no cancerígenas. Al abordar esta observación, los investigadores dirigieron un equipo que determinó que la ausencia de la enzima DICER es probablemente la causa de este agotamiento de microARN citoplasmáticos. El equipo descubrió que DICER estaba siendo atrapada en el núcleo por interacciones represivas con RBM3 y circ2082.

Para caracterizar estos nuevos actores, los investigadores utilizaron células de glioblastoma derivadas de pacientes, lo que les permitió estudiar resultados genéticos y fenotípicos similares a los resultados reales de los pacientes. Las células se estudiaron tanto 'in vitro' como 'in vivo' mediante su implantación en los cerebros de ratones de laboratorio. El nivel de expresión de microARN en estos ratones cambió sus tasas de supervivencia.

Si el circ2082 era derribado, el complejo nuclear DICER del circ2082, DICER y RBM3 se interrumpía, había más microARN presentes en el citoplasma, y el resultado de la supervivencia era mucho mayor. En estos ratones cuyos tumores habían circ2082 derribado, la muerte por tumorigénesis nunca ocurrió, mientras que sus homólogos no derribados experimentaron todos la muerte por tumorigénesis.

El efecto posterior de esta expresión de circ2082 también influyó mucho en la morbilidad de los pacientes humanos cuyos tejidos fueron analizados retrospectivamente. Los pacientes con una firma dependiente de la circ2082 menos expresada tuvieron en general una vida más larga después del diagnóstico de cáncer.

Para leer más