Publicado 03/02/2021 07:38CET

Identifican neuronas individuales responsables del complejo razonamiento social

Microglia y neuronas.
Microglia y neuronas. - MARK HALLETT - Archivo

   MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Por primera vez los científicos han identificado las neuronas individuales fundamentales para el razonamiento social humano, un proceso cognitivo que nos obliga a reconocer y predecir las creencias y pensamientos ocultos de los demás, según publican en la revista 'Nature'.

   Un equipo de neurocientíficos del Hospital General de Massachusetts (MGH) y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, han conseguido una visión poco común sobre cómo las neuronas individuales representan las creencias de otros al registrar la actividad neuronal en pacientes sometidos a neurocirugía para aliviar síntomas de trastornos motores como la enfermedad de Parkinson.

   Los investigadores estaban estudiando un proceso cognitivo social muy complejo llamado "teoría de la mente". "Cuando interactuamos, debemos ser capaces de hacer predicciones sobre las intenciones y pensamientos no declarados de otra persona --explica el neurocirujano del MGH y el autor principal del artículo, Ziv Williams--. Esta capacidad requiere que pintemos una imagen mental de las creencias de alguien, lo que implica reconocer que esas creencias pueden ser diferentes de las nuestras y evaluar si son verdaderas o falsas".

   Un ejemplo simple de teoría de la mente: una amiga parece estar triste en su cumpleaños. Puedo inferir que está triste porque no recibió un regalo o está molesta por envejecer. Este proceso de razonamiento social se desarrolla durante la primera infancia y es fundamental para un comportamiento social exitoso. Se cree que las personas con autismo, esquizofrenia, trastorno afectivo bipolar y lesiones cerebrales traumáticas tienen un déficit de capacidad de teoría de la mente.

   Investigaciones anteriores sobre los procesos cognitivos que subyacen a la teoría de la mente han involucrado estudios de resonancia magnética funcional, donde los científicos observan qué partes del cerebro están activas mientras los voluntarios realizan tareas cognitivas. Pero los estudios de imágenes capturan la actividad de muchos miles de neuronas.

   Por el contrario, Williams y sus colegas registraron los cálculos de neuronas individuales, un paso preparatorio estándar para la neurocirugía, pero con un nuevo propósito: proporcionar una imagen detallada de cómo las neuronas codifican la información social.

   "Las neuronas individuales, incluso dentro de una pequeña zona del cerebro, hacen cosas muy diferentes, y no todas están implicadas en el razonamiento social --dice Williams--. Sin profundizar en los cálculos de las células individuales, es muy difícil comprender los complejos procesos cognitivos que subyacen al comportamiento social humano y cómo se estropean en los trastornos mentales".

   Para el estudio, 15 pacientes acordaron realizar breves tareas de comportamiento antes de someterse a una neurocirugía para la colocación de estimulación cerebral profunda para trastornos motores. Los microelectrodos insertados en la corteza prefrontal dorsomedial registraron el comportamiento de las neuronas individuales mientras los pacientes escuchaban narraciones breves y respondían preguntas sobre ellas.

   Por ejemplo, se presentó a los participantes este escenario para que evaluaran cómo consideraban las creencias de la realidad de los demás: "Tú y Tom veis un tarro en la mesa. Después de que Tom se vaya, trasladas el tarro a un armario. ¿Dónde cree Tom que está el tarro?". Los participantes tenían que hacer inferencias sobre las creencias de otro después de escuchar cada historia. El experimento no cambió el enfoque quirúrgico previsto ni alteró la atención clínica.

   "Nuestro estudio proporciona evidencia para apoyar la teoría de la mente por neuronas individuales --resalta el neurocientífico y primer autor del artículo, Mohsen Jamali--. Hasta ahora, no estaba claro si las neuronas eran capaces de realizar estos cálculos cognitivos sociales ni cómo".

   Los investigadores encontraron que algunas neuronas están especializadas y solo responderán cuando se evalúe la creencia de otra persona como falsa, por ejemplo. Otras neuronas codifican información para distinguir sus creencias de las de los demás y otras crean una representación de un elemento específico, como una taza o un alimento, mencionado en la historia. Algunas neuronas pueden realizar varias tareas y no se dedican únicamente al razonamiento social.

   "Cada neurona está codificando diferentes bits de información --señala Jamali--. Al combinar los cálculos de todas las neuronas, se obtiene una representación muy detallada del contenido de las creencias de otra persona y una predicción precisa de si son verdaderas o falsas".

   Ahora que los científicos comprenden el mecanismo celular básico que subyace a la teoría de la mente humana, tienen un marco operativo para comenzar a investigar los trastornos en los que se ve afectado el comportamiento social, agrega Williams.

   "Comprender el razonamiento social también es importante para muchos campos diferentes, como el desarrollo infantil, la economía y la sociología, y podría ayudar en el desarrollo de tratamientos más efectivos para afecciones como el trastorno del espectro autista", dice.