Publicado 17/05/2021 08:15CET

Identificados los genes asociados al riesgo de COVID-19

Archivo - Inmunidad frente al covid-19.
Archivo - Inmunidad frente al covid-19. - ERHUI1979/ISTOCK - Archivo

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Tener variantes genéticas de riesgo en el gen ABO podría aumentar significativamente las posibilidades de desarrollar COVID-19, y otros genes también podrían aumentar el riesgo de contraer la infección, según una investigación presentada en la Conferencia Internacional ATS 2021, de la Sociedad Torácica Americana.

Gran parte de la COVID-19 sigue siendo un misterio médico, como por ejemplo si ciertos genes aumentan el riesgo de que los individuos contraigan el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19. La doctora Ana Hernández Cordero, becaria postdoctoral del Centro de Innovación Corazón-Pulmón de la Universidad de Columbia Británica, en Canadá, y sus colegas utilizaron la genómica integradora combinada con la proteómica para identificar estos genes.

La investigación genómica identifica genes específicos que pueden desempeñar un papel en procesos biológicos como el desarrollo de enfermedades, mientras que la proteómica hace lo mismo con las proteínas. Los investigadores pueden obtener una imagen más completa de los procesos de la enfermedad integrando herramientas para investigar ambos.

"El ADN es una molécula grande y compleja, por lo que las asociaciones genéticas por sí solas no pueden señalar el gen exacto responsable de la COVID-19 --señala la doctora Hernández--. Sin embargo, al combinar la información genética de la COVID-19 con conjuntos de datos de expresión génica y proteómica, podemos averiguar qué genes impulsan la relación con la COVID-19".

Los investigadores combinaron la información genética con un examen de la expresión génica pulmonar para identificar las variantes genéticas que controlaban la expresión génica en el pulmón y que eran responsables de la COVID-19.

Identificaron marcadores de genes específicos que comparten sus efectos sobre la expresión génica y los niveles de proteínas con la susceptibilidad a la COVID-19. Para el análisis, utilizaron la bioinformática para integrar un conjunto de datos genómicos obtenidos de pacientes infectados por el SARS-CoV-2, así como de individuos no infectados (controles); conjuntos de datos de expresión génica de tejidos pulmonares y sanguíneos de poblaciones clínicas (no COVID-19); y un conjunto de datos de proteomas obtenidos de donantes de sangre (no COVID-19).

Al hacer esto, descubrieron que varios genes responsables de la respuesta del sistema inmunitario a la COVID-19 también están implicados en la susceptibilidad a la COVID-19. Lo que descubrieron estaba respaldado por los hallazgos de investigaciones anteriores.

Al buscar genes candidatos en las proteínas de la sangre, pudieron dar un paso más en la conexión de los efectos de los genes con la susceptibilidad a la COVID-19. La proteómica sanguínea también puede ayudar a identificar marcadores en la sangre que pueden medirse fácilmente para indicar el estado de la enfermedad y, potencialmente, para monitorizarla.

"Aprovechando el poder de la información genómica, identificamos genes que están relacionados con la COVID-19 --explica Hernández--. En particular, descubrimos que el gen ABO es un factor de riesgo significativo para la COVID-19. Cabe destacar la relación entre el grupo sanguíneo ABO y el riesgo de COVID-19. Demostramos que la relación no es sólo una asociación, sino que es causal".

Además del gen ABO, la doctora Hernández y sus colegas descubrieron que las personas portadoras de ciertas variantes genéticas para SLC6A20, ERMP1, FCER1G y CA11 tienen un riesgo significativamente mayor de contraer COVID-19. "Estas personas deberían extremar las precauciones durante la pandemia --advierte--. Estos genes también pueden resultar ser buenos marcadores de la enfermedad, así como posibles objetivos farmacológicos".

Varios de los genes identificados en el análisis de los investigadores ya se han relacionado con enfermedades respiratorias. Por ejemplo, el ERMP1 se ha relacionado con el asma. El CA11 también puede elevar el riesgo de COVID-19 en personas con diabetes.

Las asociaciones genéticas para la COVID-19 y la expresión de genes y proteínas se combinaron utilizando la genómica integradora (IG). La IG tiene como objetivo identificar los mecanismos, por ejemplo los niveles de expresión génica, que conectan los efectos del código genético con una enfermedad compleja. Estos métodos, aunque complejos, también son rápidos y sus resultados pueden ayudar a los investigadores a priorizar los genes candidatos para las pruebas in vitro e in vivo.

"Nuestra investigación ha progresado desde el momento en que realizamos este análisis por primera vez --recuerda la doctora Hernández --. Ahora hemos identificado más candidatos interesantes para la COVID-19, como IL10RB, IFNAR2 y OAS1. Estos genes se han relacionado con la COVID-19 grave. Su papel en la respuesta inmunitaria a las infecciones víricas y las crecientes evidencias sugieren que estos candidatos y su papel en la COVID-19 deberían investigarse más a fondo", asegura.