El Hospital del Mar detecta cómo un linfocito "recluta" células inmunitarias contra un tumor

Archivo - Laboratorio.
Archivo - Laboratorio. - ROCHE - Archivo
Publicado: viernes, 3 mayo 2024 10:17

Revela una nueva función de las células asesinas naturales, ya conocidas por su capacidad antitumoral

BARCELONA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital del Mar de Barcelona ha liderado un estudio que ha detectado cómo un tipo de linfocitos, las células asesinas naturales o Natural Killers (NK), en contacto con los anticuerpos del tratamiento contra el cáncer de mama, alerta al sistema inmunitario y "recluta" otras células para luchar contra el tumor, ha informado este viernes en un comunicado.

El estudio, publicado en la revista 'Journal of Experimental & Clinical Cancer Research', está basado en un análisis de 80 muestras que compara el conjunto de ARN de biopsias de tumores del cáncer de mama más agresivo, HER2 positivo, con presencia de células NK y sin éstas, y de modelos de ratón.

Los investigadores han comprobado que las células NK, al entrar en contacto con anticuerpos usados contra los tumores, segregan unas proteínas determinadas, las citocinas, que modifican el microambiente tumoral y facilitan la llegada de otras células del sistema inmunitario reforzando la acción del tratamiento contra el cáncer.

ALERTA AL SISTEMA INMUNITARIO

La investigadora del Hospital del Mar, Aura Muntasell, ha explicado que los resultados del estudio revelan que las células NK, conocidas por su capacidad antitumoral, también alertan al sistema inmunitario de dónde está el tumor y permiten que "otras células inmunitarias lleguen hasta el tumor y puedan contribuir a eliminarlo".

Ha precisado que los anticuerpos antiHER2 del tratamiento contra el cáncer de mama tienen un efecto intrínseco sobre las células tumorales y, además, "a través de las NK, activan una respuesta inmune antitumoral".

DETECCIÓN MEDIANTE ANÁLISIS DE SANGRE

Los investigadores también han estudiado si es posible detectar las citocinas segregadas por las células NK al contactar con los anticuerpos antiHER2 mediante análisis de sangre de las pacientes y han observado que aquellas con niveles más altos de linfocitos NK tenía una mejor respuesta al tratamiento contra el cáncer.

El investigador y jefe del Servicio de Oncología del Hospital del Mar, Joan Albanell, ha dicho que la viabilidad de las citocinas como biomarcadores para identificar las pacientes que tendrán una respuesta positiva a la terapia con anticuerpos permite "continuar avanzando en la mejora y la individualización del tratamiento de las pacientes de cáncer de mama HER2 positivo".

Por su parte, Muntasell ha añadido que el estudio "evidencia que la actividad del linfocito NK como célula con capacidad de modificar el ambiente del tumor es extrapolable a otros tumores".

Contador

Leer más acerca de: