Un gran avance terapéutico allana el camino para el nuevo tratamiento de la enfermedad de Lyme

Publicado 18/06/2019 7:27:48CET
PIXABAY/DANIELBAHRMANN - Archivo

   MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El bioquímico del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (Virginia Tech) Brandon Jutras ha hallado el componente celular que contribuye a la artritis de Lyme, una patología debilitante y extremadamente dolorosa que es el síntoma de etapa tardía más común de la enfermedad de Lyme. Ha descubierto que a medida que la bacteria 'Borrelia burgdorferi', causante de Lyme, se multiplica, elimina un componente celular llamado peptidoglicano que provoca una respuesta inflamatoria única en el cuerpo.

   "Este descubrimiento ayudará a los investigadores a mejorar las pruebas de diagnóstico y puede conducir a nuevas opciones de tratamiento para los pacientes que sufren artritis de Lyme --explica Jutras--. Este es un hallazgo importante, y creemos que tiene implicaciones importantes para muchas manifestaciones de la enfermedad de Lyme, no solo la artritis de Lyme".

   Las incidencias reportadas de la enfermedad de Lyme, una enfermedad transmitida por vectores como las garrapatas, han aumentado en más del 6.000 por ciento en los últimos 15 años en el estado norteamericano de Virginia. Los Centros para el Control de Enfermedades estadounidenses estiman que aproximadamente 300.000 personas son diagnosticadas anualmente con la enfermedad de Lyme en los Estados Unidos, y los científicos predicen que la cantidad de personas que se infectan aumentará a medida que nuestro clima siga cambiando.

   Jutras, profesor asistente de bioquímica en la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida y miembro de la facultad afiliada del Instituto de Ciencias de la Vida de Fralin, y sus colaboradores publicaron recientemente sus hallazgos en las revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

   El estudio ha llevado cuatro años de preparación, y Jutras comenzó esta investigación durante su beca postdoctoral en el laboratorio de Christine Jacobs-Wagner, investigadora del Instituto Médico Howard Hughes y profesora de la Universidad de Yale. Los coautores en este documento iban desde científicos de banco a médicos y médicos en ejercicio. Allen Steere, un médico de Harvard que originalmente identificó la enfermedad de Lyme en la década de 1970, ayudó a Jutras con su investigación y brindó acceso a muestras de pacientes.

   Esta investigación puede proporcionar una nueva forma de diagnosticar la enfermedad de Lyme y la artritis de Lyme en pacientes con síntomas vagos basados en la presencia del componente celular llamado peptidoglicano en el líquido sinovial.

   El equipo descubrió que el peptidoglicano es un importante contribuyente a la artritis de Lyme en pacientes con enfermedad de Lyme en etapa avanzada. El peptidoglicano es un componente esencial de las paredes celulares bacterianas. Todas las bacterias tienen algún tipo de peptidoglicano, pero la forma que se encuentra en la bacteria que causa Lyme, 'Borrelia burgdorferi', tiene una estructura química única. Cuando las bacterias se multiplican, eliminan el peptidoglicano en el entorno extracelular, porque su genoma no tiene las proteínas adecuadas para reciclarlo de nuevo en la célula.

   "En realidad, podemos detectar peptidoglicanos en el líquido sinovial de las articulaciones afectadas e inflamadas de pacientes que tienen todos los síntomas de la artritis de Lyme pero que ya no tienen una infección obvia y activa", explica Jutras.

   El peptidoglicano provoca una respuesta inflamatoria y la molécula persiste en el líquido sinovial, lo que significa que nuestros cuerpos continúan respondiendo, sin montar una respuesta contraria.

   Los receptores en nuestro sistema inmune detectan productos bacterianos y, dependiendo de las predisposiciones genéticas del individuo, pueden determinar qué tan fuerte reacciona el cuerpo de un paciente al peptidoglicano.

   La siguiente fase del trabajo de Jutras es utilizar métodos para destruir el peptidoglicano, o intervenir para prevenir una respuesta, que podría eliminar los síntomas de la enfermedad de Lyme. Jutras predice que con cualquiera de las terapias, los pacientes comenzarían a recuperarse antes.

   Las muestras clínicas incluidas en este estudio se obtuvieron de pacientes que habían confirmado casos de enfermedad de Lyme según las pautas de los CDC, pero ningun respondió al tratamiento con antibióticos orales y / o intravenosos.

   La presencia de peptidoglicano en los fluidos sinoviales de estos pacientes puede explicar por qué algunas personas experimentan síntomas de enfermedad de Lyme en etapa tardía en ausencia de una infección obvia. En este caso, los tratamientos con antibióticos habituales para la enfermedad de Lyme ya no serían útiles, pero este descubrimiento podría proporcionar vías para nuevos tratamientos.

   Jutras continúa su investigación en Virginia Tech sobre peptidoglicanos para estudiar más a fondo su composición química para determinar cómo puede persistir en el cuerpo humano. Esto también ayudará a comprender mejor cómo este producto bacteriano contribuye a otras manifestaciones de la enfermedad de Lyme.