Publicado 18/01/2021 15:12CET

GEICAM y los patólogos firman un acuerdo de colaboración para trabajar e investigar conjuntamente el cáncer de mama

Cáncer de mama
Cáncer de mama - FLICKR - Archivo

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama y a la Fundación Sociedad Española de Anatomía Patológica (FSEAP) han firmado un acuerdo de colaboración que tiene como objetivo promover un mejor conocimiento de los temas relacionados con la anatomía patológica y el cáncer de mama, trabajar conjuntamente en actividades de investigación, potenciar estrategias en Medicina de precisión y fomentar la formación de los profesionales de una manera multidisciplinar, así como proporcionar información a los pacientes de las distintas fases del proceso asistencial.

"Desde la SEAP celebramos el acuerdo de colaboración firmado con GEICAM, que persigue estrechar la colaboración entre ambas entidades y coordinar la actividad científica y divulgativa en el ámbito del cáncer de mama, con el fin de impulsar y avanzar en la investigación de esta enfermedad", declara el presidente de la FSEAP, el doctor Xavier Matias-Guiu.

"La conexión entre patólogos y oncólogos es cada vez más intensa porque los tumores se van estratificando en función de las alteraciones moleculares, y el tratamiento varía según el estrato en el que se ubica el tumor", ha explicado el presidente de GEICAM, el doctor Miguel Martín. "Antes tratábamos a todos los pacientes con cáncer de mama de la misma forma, pero ahora hay más posibilidades de tratamiento, por lo que es imprescindible que el patólogo informe sobre el tipo de cáncer de cada paciente", ha aseverado.

El doctor Matias-Guiu también destaca el papel actual de la anatomía patológica, gracias a los avances en biopsias y citologías, que tienen un fuerte impacto sobre el manejo clínico de los pacientes en distintas enfermedades, pero especialmente en cáncer. Tal y como ha expresado, "en Anatomía Patológica, la innovación es constante, dado que cada día aparecen nuevos criterios diagnósticos y nuevos marcadores". De hecho, tal como añade el doctor Martín, "la mayor parte del trabajo de los patólogos es oncológico, por lo que la colaboración entre ambos profesionales cada vez se hace más esencial".

En la misma línea se expresa coordinador del Grupo de trabajo TransGEICAM de GEICAM, el doctor Federico Rojo. "La responsabilidad de los patólogos en el manejo del paciente con cáncer de mama es fundamental, pues es la especialidad que establece el diagnóstico de certeza de la enfermedad mediante la interpretación de la morfología y características de las biopsias, en una observación con el microscopio, con la integración de la información clínica y el establecimiento del tipo de tumor, su grado y cuál va a ser su pronóstico", señala.

Esta responsabilidad, además, ha aumentado en los últimos años, pues los patólogos también son responsables de definir las características del tumor mediante el estudio de biomarcadores, como los receptores hormonales, alteraciones genómicas como en el subtipo HER2 o mutaciones de diversos tipos de tumor, que permiten afinar un pronóstico más preciso y tomar decisiones de tratamiento con fármacos biológicos o dirigidos contra esas alteraciones. "Esta labor ha implicado una transformación de nuestra actividad, desde la clásica observación en el microscopio, hacia una modernización con el uso de técnicas de biología molecular, estudio del genoma de los tumores o uso de recursos o herramientas digitales", subraya el doctor Rojo.

Sin embargo, la labor de los patólogos es poco conocida. "Desde la SEAP, estamos tratando de dar visibilidad a nuestra especialidad, con campañas de divulgación y actividades y jornadas de puertas abiertas, como las del último Congreso Nacional de Anatomía Patológica. El objetivo es que el paciente y la sociedad en general conozcan la importancia de nuestra labor y comprendan el proceso asistencial diagnóstico que realizamos", señala este experto.

IMPORTANCIA DEL PLAN NACIONAL DE BIOMARCADORES TUMORALES EN ESPAÑA

Países del entorno tienen definidas estrategias o planes nacionales de diagnóstico de precisión o de diagnóstico basado en biomarcadores, que aseguran que todos los pacientes tienen acceso a este tipo de estudios, con una adecuada financiación y con la generación de bases de datos que permiten conocer de forma fidedigna la incidencia del cáncer en el país y sus características, explica el doctor Rojo.

En España, existe una necesidad clara de articular un plan nacional de biomarcadores tumorales, sobre la base de la cooperación entre la administración, las sociedades científicas, los grupos cooperativos, la industria y los profesionales, con el objetivo de garantizar la equidad en el acceso a estas pruebas diagnósticas.

"Desde hace muchos años, desde las sociedades científicas y desde los grupos cooperativos como GEICAM hemos trasladado estas necesidades a las autoridades sanitarias, que están empezando a ser receptivas a la hora de darle respuesta", señala este patólogo, que añade que recientemente se ha publicado una convocatoria específica de financiación desde el Instituto de Salud Carlos III en Medicina de Precisión. "No solventará las necesidades existentes, pero indica un cambio de percepción por parte de los responsables sanitarios", ha concluido.