Publicado 29/06/2022 15:01

La formación de poros en las membranas celulares acelera el desarrollo de cáncer de hígado por EHNA

Archivo - Hígado.
Archivo - Hígado. - ISTOCK. - Archivo

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La formación de poros en las membranas celulares es uno de los principales mecanismos por los que se liberan las proteínas que inducen el cáncer y aceleran su desarrollo en el cáncer de hígado asociado a la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), según un estudio de la Universidad Metropolitana de Osaka (Japón).

Los casos de esteatohepatitis no alcohólica, un tipo de enfermedad del hígado graso que también puede provocar cáncer, van en aumento, y el tratamiento sigue siendo difícil de encontrar.

Ahora, este trabajo, publicado en la revista científica 'Science Immunology', ha dado un paso potencial hacia la supresión y el tratamiento del cáncer de hígado asociado a la EHNA con su investigación con ratones obesos que explica la importancia de las proteínas secretadas de los poros de la membrana celular que se forman en las células cercanas a las células cancerosas en el microambiente del tumor para el desarrollo del cáncer.

Aunque las propias células cancerosas son obviamente perjudiciales, las células vecinas, incluidos los fibroblastos asociados al cáncer en el llamado "microambiente tumoral", también pueden desempeñar un papel en el desarrollo del cáncer.

"En el microambiente tumoral del hígado asociado a la obesidad, los fibroblastos denominados "células estrelladas hepáticas" se vuelven senescentes. Esto hace que presenten un fenotipo secretor asociado a la senescencia (SASP), en el que liberan un conjunto de proteínas que promueven el cáncer al suprimir la inmunidad antitumoral. El mecanismo por el que proteínas como los factores SASP se liberan y aceleran el desarrollo del tumor sigue sin estar claro", explica la investigadora principal, la profesora Naoko Ohtani.

El equipo de investigación intentó descubrir este mecanismo alimentando a ratones propensos al cáncer con una dieta rica en grasas y estudiando el cáncer de hígado inducido por la obesidad. En primer lugar, llevaron a cabo un análisis exhaustivo de la expresión génica para determinar qué factores SASP producían las células estrelladas hepáticas y, a continuación, investigaron cómo se liberaban.

Se descubrió que los factores SASP IL-1B e IL-33 son dos de los facilitadores clave del crecimiento del cáncer de hígado. Su liberación se produce en dos etapas principales. "En primer lugar, la dieta rica en grasas debilita la función de la barrera intestinal, lo que provoca la migración y la acumulación de ácido lipoteico en el hígado. En segundo lugar, el ácido lipoteico acumulado estimula la escisión de la proteína gasdermina D. Ésta, a su vez, forma poros en la membrana celular por donde se exportan o liberan la IL-1B y la IL-33 desde las células estrelladas hepáticas", detalla Ohtani.

Estos poros desempeñan un papel crucial, ya que una vez liberada la IL-33, activa sus células T reguladoras positivas al receptor que actúan para suprimir la respuesta inmunitaria a las células cancerosas y potencialmente exacerbar el desarrollo del cáncer.

Entender este mecanismo es un avance importante en la batalla de la humanidad contra el cáncer. "Nuestro estudio reveló un mecanismo muy interesante por el que los factores SASP promotores de tumores se liberan a través de los poros de la membrana celular formados por la estimulación del componente microbiano intestinal. La inhibición de esta formación de poros podría facilitar la prevención y las estrategias terapéuticas para los pacientes con cáncer de hígado asociado a EHNA", concluye Ohtani.

Más información