Publicado 17/02/2020 11:10CET

La falta de información y herramientas para el síndrome de Asperger favorece los casos de discriminación en menores

Síndrome de Asperger
Síndrome de Asperger - ELEINTERNACIONAL

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La falta de información y herramientas para el síndrome de Asperger, uno de los trastornos del espectro autista (TEA) más habituales, favorece los casos de discriminación en los menores que lo padecen, según han avisado desde 'ELEInternacional', una escuela 'on line', con motivo de la celebración, este martes, del Día Internacional de la enfermedad.

El autismo es un trastorno que acompaña a la persona a lo largo de toda su vida, y que les provoca barreras persistentes en la comunicación social y la interacción social, y exhiben patrones restringidos y repetitivos de comportamientos, actividades o intereses.

En las últimas cuatro décadas, los casos se han aumentado significativamente, situándose en un caso por cada 100 nacimientos. Sin embargo, el número de personas afectadas por este tipo de trastorno sería superior al millón si se tiene en cuenta el "profundo impacto" que produce en cada sistema familiar, siendo cada uno los miembros de la familia los afectados.

Todas las personas con TEA comparten características que definen su trastorno, sus comportamientos y sus dificultades en los procesos de aprendizaje: déficits en la comunicación social y la interacción social; patrones restringidos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades; hipersensibilidad o hiposensibilidad a determinados estímulos sensoriales; y conductas obsesivas en algunas situaciones.

Asimismo, suelen padecer inflexibilidad del pensamiento, resistencia para aceptar el cambio, y les provoca dificultades para entender el lenguaje corporal y para entablar amistades. En general, todos tienen dificultades para concentrarse y seguir el ritmo normal de la clase, para empatizar con los compañeros, para comunicar lo que han aprendido, para resolver dudas al momento o tan solo recordar los deberes que tienen que realizar o estudiar.

"Algunas de las adaptaciones que podemos poner en marcha en el aula serían: ponerles en primera fila, ofrecerles técnicas y estrategias para mejorar su proceso de aprendizaje, programaciones, material visual, son necesidades educativas que ayudan a construir un aula inclusiva para todos esos alumnos que lo necesitan", han comentado desde la escuela 'on line'.