Publicado 29/04/2021 07:42CET

Un fallo en el desarrollo de los espermatozoides puede provocar el cáncer testicular

Archivo - Espermatozoide
Archivo - Espermatozoide - CLÍNICA TAMBRE - Archivo

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Baylor College of Medicine de Texas, en Estados Unidos, han descubierto que un fallo en el desarrollo de los espermatozoides puede conducir a la formación de tumores testiculares, según estudios realizados en ratones. Estos hallazgos, publicados en la revista 'Development', brindan nuevas pistas para comprender cómo surge el cáncer de testículo en los mamíferos.

El cáncer de testículo es el tipo de cáncer más común que afecta a los hombres de entre 15 y 49 años, y alrededor del 95% de estos casos son causados por tumores de células germinales testiculares. Aunque los tumores de células germinales testiculares suelen manifestarse después de la pubertad, los problemas en el desarrollo embrionario de las células germinales pueden transformarlas en células cancerosas que formen tumores más adelante.

En el embrión, las células germinales tienen inicialmente el potencial de formar muchos tipos de células diferentes, una característica llamada pluripotencia. Normalmente, las células germinales pierden esta capacidad a medida que avanza el desarrollo embrionario y se limitan a formar únicamente células sexuales --espermatozoides en los hombres y óvulos en las mujeres-- en un proceso conocido como determinación del sexo. La determinación del sexo masculino también coincide con el periodo embrionario en el que pueden desarrollarse las células cancerosas que forman los tumores de células germinales testiculares.

Como revela el doctor Jason Heaney, profesor asociado del Departamento de Genética Molecular y Humana de la Facultad de Medicina de Baylor, la coincidencia entre la formación de células cancerosas y la determinación del sexo es algo más que una mera coincidencia: "trabajos anteriores de nuestro laboratorio y de otros indicaron que los defectos en este interruptor específico del sexo pueden desempeñar un papel central en la facilitación del inicio de los tumores de células germinales testiculares".

"En este estudio --prosigue--, nos propusimos comprobar si los tumores de células germinales testiculares surgen a partir de células germinales que no inician el proceso de diferenciación específico del sexo y conservan características de células pluripotentes".

Para comprobar esta hipótesis, el doctor Heaney, junto con el doctor Nicholas Webster y su equipo, exploraron si un gen llamado Nanos2, necesario para la determinación del sexo, también impedía el desarrollo de células cancerosas embrionarias en ratones. "NANOS2 desempeña un papel clave en el desarrollo de las células germinales embrionarias en función del sexo, suprimiendo el destino femenino (óvulo) y promoviendo el destino masculino (esperma)", explica Heaney.

Utilizando una cepa de ratones que desarrollan espontáneamente tumores de células germinales, los investigadores demostraron que algunas células germinales carecían de NANOS2. Las células germinales que carecían de NANOS2 no sólo no maduraban para convertirse en espermatozoides, sino que seguían siendo pluripotentes y, sobre todo, eran más propensas a transformarse en células cancerosas embrionarias.

Los científicos también caracterizaron las células germinales deficientes en NANOS2 y descubrieron importantes cambios en el comportamiento celular, que podrían utilizarse para identificar y tratar células cancerosas en el futuro. "Nuestro trabajo revela cambios en la expresión génica cuando las células germinales se transforman en células cancerosas que sugieren alteraciones en el metabolismo y la división celular, que podrían utilizarse para terapias dirigidas", señala Heaney.

Aunque en la actualidad no está claro el papel que desempeña NANOS2 en el desarrollo de los tumores de células germinales testiculares humanos, este estudio pone de relieve un importante vínculo con el proceso de determinación del sexo masculino, lo que proporciona una nueva dirección para futuras investigaciones.

"Nuestros estudios aportan pruebas funcionales de un mecanismo -la alteración de la determinación del destino de las células germinales masculinas- a través del cual estos genes causan tumores de células germinales testiculares en los seres humanos --señala el doctor--. Los estudios futuros utilizarán ratones modificados genéticamente para explorar cómo influyen los genes asociados a los tumores de células germinales en los seres humanos".

Contador

Para leer más